Resumen

ESCALAS Y PARALELAS Por DELFINO CHAMORRO MACÍAS

Delfino Chamorro Macías en su columna denominada Escalas y Paralelas habla esta semana de cultura y transformación

Si está mal, hacerlo peor.

Los conflictos que se presentan en el IAIP son por lo menos vergonzosos. Los comisionados fueron designados por medio de la selección que hacen los diputados donde el espectro de las cuotas partidistas acompaña en su actuar a los designados, luego entonces, cuando se presentan conflictos el punto de partida de las explicaciones es el tinte político-partidista.

En la escena nacional del Sistema Anticorrupción, se optó por convocar a un comité seleccionador para que tuviera la tarea de integrar al comité de participación ciudadana, con el fin de que el sistema tuviera legitimidad y no se transmutara en otro organismo penetrado por las desacreditadas cuotas partidistas. En la escena local Marco Mena propuso darles esa atribución a los diputados locales.

El actual diputado priista y también aspirante nuevamente a diputado priista, Enrique Padilla, no ha tenido empacho en mencionar una y otra vez que si a nivel federal no está completo el Sistema Anticorrupción, aquí en Tlaxcala no debemos ser exigentes.

No se debe hacer a un lado todo el camino de simulación que el naciente Sistema Anticorrupción Local ha recorrido. Demandas urgentes de organismos empresariales que han sido más “cumplidoras” más que legítimas, jaloneo entre las fuerzas políticas dentro del congreso por el paternalismo del Sistema, foros desangelados por los propios diputados y por la sociedad, postergación y postergación del Sistema Local hasta que se los instruyó un juez, en fin, un activo – pasivo global.

La iniciativa que prosperó fue la del ejecutivo, sin compromiso real de combate a la corrupción, evidentemente simulación.

Lo bueno de la Ley General del Sistema Anticorrupción se lo quitaron en la Ley local. Todo el sistema local anticorrupción estará influido por el grupo en el poder.

@delfinochamorro

">