ESCALAS Y PARALELAS Por DELFINO CHAMORRO MACÍAS - Linea de Contraste

ESCALAS Y PARALELAS Por DELFINO CHAMORRO MACÍAS

Inseguridad en Apizaco

Los delitos que se presentan en el municipio de Apizaco son cada vez más frecuentes y preocupantes. Apenas hace dos semanas a familiares les fue robada un vehículo utilitario mientras dormían y esta semana a un vecino le robaron una llanta en plena jornada laboral y a la luz del día.

Ambos casos ya no sorprenden, han caído en la normalidad.

Estos casos son el ingreso para conocer en el ministerio público lo que no se dice, en la misma noche que robaron el vehículo utilitario robaron otros dos vehículos más, y en el día que robaron la llanta fueron al menos otros seis eventos parecidos, esto dicho por elementos de seguridad tal vez con el fin de consolar o de “normalizar” la percepción de la delincuencia en Apizaco.

Para el caso del robo de los neumáticos el atraco se desarrolló en no más de 2 minutos alrededor de las 14:45 horas, videos de vigilancia atestiguan que de una camioneta blanca de reciente modelo descienden tres personas e inician con el retiro de las llantas, al verse sorprendidos huyen.

Colegas que también han sido víctimas de la delincuencia manifiestan su miedo y desilusión de las autoridades, lo mismo es asaltar a estudiantes que a mano armada, asaltar al salir del banco donde los asaltantes se mueven con vehículos de lujo, robos a casa habitación, a obras en construcción, y en las pequeñas comunidades desde los tanques de gas hasta vaciar casas.

A colación, hubo una pregunta de acceso a la información pública realizada el 25 de septiembre de 2016, cuando entonces al ahora Secretario de Desarrollo Económico era Presidente Municipal de Apizaco, y en esta se solicitaba: “Recibir el rol de vigilancia de seguridad pública de la colonia X, o en su caso la estrategia de vigilancia o lo que aplique, esto con el fin de saber cómo es vigilada la zona en cuestión”.

Como también es “normal” la pregunta no fue respondida y se recurrió al recurso de revisión el cual se desahogó hasta el 3 de febrero de 2017, casi cinco meses después y ya en nueva administración municipal.

La respuesta fue, en termino corto, que el municipio se dividía en cuadrantes y que se vigilaban en roles disponibles de acuerdo al personal y patrullas disponibles. Con esta respuesta no se tiene claro cómo nos vigilan.

Es inseguro porque se puede.

El robo se efectúa con toda normalidad no importando si es noche o día, la policía es más reactiva que preventiva, las lonas donde advierten de linchar a los presuntos delincuentes son más frecuentes, y me atrevo a asegurar que todos tenemos a alguien cercano que ha sido víctima de la delincuencia en más de dos ocasiones y todo esto pasa por que se puede.

Los delincuentes ya no se preocupan por la cámara de seguridad o sistema de alarmas, analógicamente igual que los funcionarios corruptos no se preocupan por las leyes, en ambos casos la impunidad está garantizada.

La seguridad municipal no es un tema sencillo, es tal vez el reto más grande que enfrenta la administración municipal.

@delfinochamorro

error: Linea de Contraste