Resumen

¿ESTRATEGIA DESESPERADA? Por GERARDO SANTILLÁN

En este nuevo espacio de opinión denominado De Coyuntura, el periodista Gerardo Santillán nos habla sobre la supuesta confrontación entre las redes sociales y los medios de comunicación

La instrucción en los cuartos de guerra de campaña de los candidatos del PRI, así como entre sus seguidores por convicción o por obligación es clara: promover a la abanderada o abanderado solo por su nombre. Evitar en lo posible hacer propaganda relacionándolos con el PRI. Si acaso, solo vincularlos con su “candidato ciudadano” a Presidente de México, José Antonio Meade, pues saben del daño que puede hacerles.

Por lo menos así se aleccionó entre los operadores y promotores de Blanca Águila Lima, candidata de la alianza PRI-Verde-Nueva Alianza a Diputada federal por el Distrito 02 con cabecera en Tlaxcala.

Y es evidente como en sus redes sociales, las imágenes que presenta de sus actividades proselitistas solo cuentan con el logo de los triángulos de avance con los colores que hacen referencia a esas tres fuerzas políticas, pero el ícono del Revolucionario Institucional, prácticamente está vetado.

Es categórico que lo que quieren es desapegarse convenientemente del propio partido que los postula, pues los mismos priístas reconocen que su partido está muy desgastado, por no decir quemado, en virtud de los graves casos de corrupción, impunidad y sangre que arrastra históricamente y particularmente durante el presente sexenio peñanietista. Aunque también históricamente a los mexicanos nos falta memoria, en esta ocasión hay molestia y mucha.

Esa mala imagen puede afectar a la candidata y los agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud Sección 27 lo saben, por lo que cada uno tiene que convencer a tres personas al menos para evitar que ese y otros talones de Aquiles mermen sus posibilidades.

Pero eso no es exclusivo de la lideresa sindical. Haciendo una rápida revisión en las cuentas de Twitter de los otros dos candidatos a Diputados federales por los Distritos 01 y 03, Mariano González Aguirre y Sandra Corona Padilla, la historia es la misma: no aparece el logotipo del PRI como si eso en automático los cubriera con un manto de pureza y honestidad… al tiempo.

Por cierto que un par de líderes sociales aparentemente de izquierda o por lo menos opositores al priismo, me confiaron que emisarios del Gobierno federal ya los contactaron para ofrecerles paquetes de vivienda, de esos de la SEDATU principalmente, a cambio de votos. La oferta son “X” cantidad de acciones y sin gana el PRI a los beneficiarios se les perdona la aportación que tengan que hacer, de lo contrario, sí tendrán que seguir pagando un adeudo por mínimo que este resulte y una eventual cancelación de otros programas sociales.

Apenas se van a cumplir dos semanas de campaña federal y esto prácticamente apenas comienza, así que conforme pasen los días y los candidatos de todos los partidos y coaliciones prendan o no entre el electorado, tendrán que seguir haciendo uso de estrategias, eso sí, cada vez más desesperadas para tratar de jalar votos para sus causas.

De ocasión…

Creo que es de llamar la atención el que la Senadora Adriana Dávila Fernández haya sido designada como coordinadora nacional de promoción del voto de la campaña presidencial del frentista PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, Ricardo Anaya Cortés.

Con todo el respeto, pareciera una broma tal designación, tomando en cuenta que en ninguna de las tres elecciones que ha enfrentado la apizaquense, dos por la Gubernatura y una por la Senaduría de Tlaxcala, ha logrado siquiera garantizar los suficientes votos para sí misma y ganar, entonces, con qué blasones puede lograr algo por la Presidencia de México. Eso sí, volverá a ser representante popular federal de los tlaxcaltecas.

Hasta la próxima…