Resumen

“Evisceran” a menor en Yauhquemehcan

Autoridades atienden extraño accidente en el Fraccionamiento “Camino Real” de Zimatepec.

 Yauhquemehcan, Tlaxcala, a 20 de agosto de 2018 (Sergio Espinoza).- En un fraccionamiento de Yauhquemehcan, municipio de Tlaxcala, la noche de este domingo un menor fue atendido por los servicios de emergencias y la policía municipal, ya que fue reportado como “eviscerado” en un cajón de estacionamiento, donde fue presuntamente embestido y herido de gravedad por un auto particular.
Fue minutos después de las 20:30 horas que en el fraccionamiento “Camino Real”, ubicado en la Avenida Real del Sur, de Santa Úrsula Zimatepec, se registró un incidente en la calle Pedregal, el que afectó a Mateo N. de 13 años de edad, quién en el ultimo día de vacaciones al estar jugando a “las escondidas”, resultó herido por un automotor.
El automóvil que lo arroyó le provocó que sangrara profusamente por posibles lesiones internas y traumatismo craneoencefálico, por lo que tras ser estabilizado por paramédicos de la Cruz Roja fue llevado de urgencia al Hospital Regional “Emilio Sánchez Piedras” de Tzompantepec, donde su Estado de salud se reporta como grave.
En el cajón de estacionamiento, quedo un auto dorado con placas de circulación del Estado de Puebla junto a un charco de sangre, mientras que en la privada que mostraba ausencia de iluminación artificial y comparten varias viviendas duplex, se congregaron los vecinos que intentaban enterarse de ocurrido y luego buscaban al probable responsable de hecho fortuito.
Allí, los policías de Yauhquemehcan realizaron trabajos de investigación preliminar y recorridos en la parte trasera de la unidad, incluida la búsqueda de indicios en el auto implicado ya  que no mostraba evidencias de golpes o abolladuras; incluso permanecieron en el lugar de manera precuatoria ya que los ánimos comenzaban a caldearse.
Minutos más tarde se hizo presente la madre del lesionado, quién visiblemente alterada exigía a gritos a los uniformados sacaran al vecino que se supone se había cerrado en un departamento de la planta, al que inútilmente con un signos de impotencia ofendida ante la mirada de sus vecinos; llegando incluso a confrontar a unos menores con los que estaba jugando su hijo.
Ya para las 22:30 horas la situación estaba activa y se percibía una fuerte tensión, ya que la mujer entre sollozos logró captar la atención de los habitantes del fraccionamiento, quienes apoyaron para subir y sacar al vecino, que se desconoce si estaba presente o habría alcanzado a fugarse por la parte trasera del domicilio que mediante una barda baja que da un lote baldío.