Gasolinazo provoca cascada de aumentos - Linea de Contraste

Gasolinazo provoca cascada de aumentos

La gasolina y el diésel se venden a más de 17 y 19 pesos; transportistas también aprovechan la coyuntura y tortilla no se queda atrás.

Tlaxcala, Tlax, a 03 de enero de 2018 (Gerardo Santillán).– El nuevo gasolinazo de arranque de 2018, ya provocó una escalada de precios en productos y servicios de primera necesidad, que tanto los tlaxcaltecas como todos los mexicanos resentirán significativamente en sus bolsillos.

Desde las primeras horas del 1 de enero, fue evidente el abrupto aumento del costo de la gasolina que en muchos casos fue de entre 71 y 72 centavos el litro de Magna y Premium, como se pudo constatar en las pantallas de estaciones expendedoras de combustible de esta capital y la zona conurbada con precios superiores a los 17 pesos y hasta los 19, en el caso del Diésel.

Producto de la “flexibilización de los mercados de gasolina y diésel” que entró en vigor el 30 de noviembre de 2017, por decreto presidencial, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (AMEGAS) advirtió que esos combustibles continuarán subiendo sus precios durante el presente año “con la actualización de las cuotas del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), centavos que impactarán el precio de venta de primera mano de PEMEX”.

En Tlaxcala, luego del aumento de 6.50 a 7 pesos el costo de la parada mínima que entró en vigor repentinamente el 27 de diciembre pasado para el transporte colectivo estatal, este miércoles 3 de enero usuarios del servicio ATAH de Santa Ana a Puebla reportaron otro sorpresivo aumento de tres pesos en esa cuota, al pasar de 23 a 26 pesos, sin ningún aviso por escrito de por medio y con la sospecha de que los choferes lo aplicaron indiscriminadamente. Lo mismo pasó con las corridas de esa empresa de Apizaco a Huamantla con 2 pesos y de 10 pesos más a Ciudad de México, sin ninguna aparente autorización de la autoridad federal del ramo.

Recordar que líderes transportistas de la entidad, advirtieron que el ajuste de la tarifa fue un paliativo para cubrir sus necesidades, por lo que durante este nuevo año insistirán en que se vuelva a convenir una crecida de la tarifa hasta por lo menos 1.50 pesos más.

Por si fuera poco, el efecto inflacionario también comenzó a impactar al precio del kilogramo de tortilla, uno de los productos esenciales de la canasta básica de los mexicanos. Ya se reportan incrementos de entre 1.50 y hasta 3 pesos para pasar de 11 o 12 hasta 14 o 15 pesos en distintos lugares. Aunque en este caso la modificación de precios ha sido más discreta, los empresarios del ramo en máquina tienen que hacer frente también a los impactos que observan los combustibles que ellos utilizan, junto con la energía eléctrica, otros insumos y el transporte de los mismos.

error: Linea de Contraste