Resumen

Indocumentado hondureño que fue baleado interpuso denuncias ante la CEDH y la PGJE

 

A poco más de un mes de haber recibido un disparo en la espalda, el migrante permanece internado en el Hospital Regional de Tzompantepec.

Tlaxcala, Tlax, a 10 de mayo de 2017 (Sergio Espinoza).- A poco más de un mes de haber sufrido una agresión con un arma de fuego, ataque al cual sobrevivió, Pedro N. migrante hondureño está a la espera de que se haga justicia, pero no solo a él, sino al resto de sus compatriotas que en diversas ocasiones y circunstancias, también han sido agredidos, física y moralmente, en suelo tlaxcalteca.

Pedro N. no solo aguarda a que las autoridades correspondientes, sean federales, estatales o municipales, le hagan justicia, sino que además, decidió interponer una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), pues consideró que lo ocurrido no puede quedar en el olvido y permeado por la impunidad.

En entrevista otorgada a Lineadecontraste narró lo ocurrido la noche del pasado martes 4 de abril, cuando luego de salir de la Casa del Migrante “La Sagrada Familia”, localizada en el municipio de Apizaco, retomó su trayecto con rumbo al norte del país con la idea de cruzar la frontera en busca del mal llamado “sueño americano”.

El indocumentado centroamericano recordó que aquel día no alcanzó a subir a “La Bestia”, por lo que optó avanzar a pie por varias horas hasta llegar al lugar de la agresión, donde dijo, tras un breve descanso, fue abordado por una patrulla de la Policía Estatal.

Ahí, en compañía de cinco migrantes más, los patrulleros estatales les ofrecieron, agua, galletas y algunas frituras, tras una larga espera, finalmente pudo abordar el tren, empero, a los pocos minutos él y el resto de sus acompañantes, visualizaron una camioneta de doble cabina, aparentemente era una patrulla.

El grupo de indocumentados fue obligado a descender del tren por uniformados y encapuchados, quienes casi de inmediato los empezaron a agredir verbal y físicamente.

“Yo tuve miedo por mi vida, entonces lo primero que hice fue tirarme del tren, cuando escucho que alguien se pasa del otro lado y me dispara por la espalda, entonces yo caí al suelo”, narró Pedro N. con voz temblorosa.

Tras ser lesionado, el hondureño pidió ayuda, la cual recibió por parte de habitantes de la comunidad de Buenavista, municipio de Tlaxco, quienes de inmediato lo trasladaron al Hospital Regional de Tzompantepec, donde recibió atención médica y asistencia legal.

Por estos hechos, el ciudadano de origen hondureño Pedro N. y con la asesoría legal de la Casa del Migrante “La Sagrada Familia”, decidió interponer una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a fin de que se investiguen estos hechos, se castigue a los culpables y se garantice la integridad de quienes buscan llegar a la frontera entre México y los Estados Unidos.

 

 

">