IRRUMPE EN ESCENA Por GERARDO SANTILLÁN - Linea de Contraste

IRRUMPE EN ESCENA Por GERARDO SANTILLÁN

Irrumpe en escena

Con el anuncio de que buscará la presidencia del Comité Directivo Estatal del PRI en el próximo proceso de renovación, Noé Rodríguez Roldán en automático se coloca como un candidateable para 2021, lo mismo para la gubernatura que para una diputación local o federal por Tlaxcala.

Con la venia segura del líder nacional del tricolor, Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”, de quien fue su coordinador de campaña en la entidad en el proceso interno, así como del Gobernador Marco Mena, sus posibilidades de lograr el cometido de convertirse en el dirigente de los priistas tlaxcaltecas no son altas, es prácticamente un hecho.

Por eso, a nadie sorprendió el repentino deseo del todavía Secretario de Comunicaciones y Transportes del Estado (SECTE) con licencia, de alzar la mano para dirigir los destinos del PRI Tlaxcala. Difícilmente le saldrá adversario, habida cuenta de que aquí, “Alito” ganó la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional con una diferencia de 9 votos a 1, entonces no creo que otro militante se quiera desalinear.

“Porque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es esencial para el equilibrio y fortaleza del sistema de partidos en este momento fundamental en la política de nuestro estado, he decidido buscar la presidencia del Comité Directivo Estatal”, fue la voz de guerra de Rodríguez Roldán para su autodestape.

Tras de ello, sin duda generó diversas reacciones entre sus correligionarios y gente de la oposición, pues lo pueden ver como un rival serio o como una oportunidad para hacer acuerdos de alianza, pero de que irrumpe como próximo candidateable, es una realidad. Los últimos dirigentes priistas han tenido buenos premios.

De ocasión…

Algo huele mal al interior de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en la que mandos policiacos se mantienen o han regresado pese a tener un negro historial. Con la reserva de los nombres, entre ellos hay quienes han protagonizado escándalos en estado de ebriedad o por la comisión de delitos en flagrancia, pero aun así se mantienen en sus cargos. De ese hedor los más afectados son los ciudadanos, pues en manos de ciertos servidores públicos con dudosa calidad moral, está la investigación y resolución de casos.

@santillanazo

error: Linea de Contraste