LA GRAVEDAD DE LAS COSAS Por GERARDO SANTILLÁN - Linea de Contraste

LA GRAVEDAD DE LAS COSAS Por GERARDO SANTILLÁN

En este nuevo espacio de opinión denominado De Coyuntura, el periodista Gerardo Santillán habla sobre el cómo el Gobernador Marco Mena y AMLO pintaron sus rayas a propósito de la visita que el Presidente Electo hizo a Tlaxcala

Hace tiempo en este espacio escribía que el destino había alcanzado a Tlaxcala con el tema de la violencia provocada por el “huachicoleo”, que Tlaxcala no estaba en una burbuja y lamentablemente los hechos delictivos asociados con ese fenómeno en la vecina Puebla, ya tenían efectos colaterales aquí.

Efectivamente esto lo señaló apenas el lunes el Secretario de Gobierno, Aarón Pérez Carro, cuando en entrevista se refirió a eso como “efectos secundarios” y que se tomarían medidas para blindar al Estado.

Lo que no se animó a decir, fue que haya bandas de tlaxcaltecas realizando el robo y trasiego de hidrocarburo a ductos de PEMEX, dejando todo ello del lado de Puebla. Muy posiblemente – y no está mal – para evitar alarmar a los locales, fue que negó ese hecho.

Desafortunadamente esa práctica delictiva está tan extendida en la entidad, que directa o indirectamente, más de uno de nosotros conocemos a alguien dedicado al “huachicol” o por lo menos sabe en qué punto hay venta.

Por supuesto que no tenemos claro si esos expendedores de gasolina ilegal son jefes o solo forman parte de la cadena del “huachicol”, pero el tener dinero no se puede esconder y hay gente que en dos años cuenta con una flotilla de camionetas y ha mejorado sustancialmente sus viviendas. Por supuesto que la denuncia no llega para evitar problemas.

Es así que el combate al “huachicol” ya no solo pasa por el esfuerzo de las autoridades encargadas de brindar seguridad y procurar justicia, que de por sí se encuentran en una línea muy delgada de hacer u omitir sobre el delito por culpa de agentes corruptos. Sino que dentro de la sociedad está inhibir a los malosos, no comprando su combustible de dudosa procedencia, evitando la demanda para no ampliar el mercado, armarse de valor para no hacerse de la vista gorda.

Pero para empezar, las autoridades gubernamentales de Tlaxcala deben reconocer el problema como es y afrontar principalmente la violencia que se ha desatado en las últimas dos semanas en localidades de Ixtacuixtla, porque cuando la tranquilidad de una comunidad se altera, ya son palabras mayores.

De ocasión…

Este viernes se celebra el proceso interno para elegir a la nueva mesa directiva de la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala (UPET), el cual en más de una forma provocó confrontaciones y sinsabores. Más allá de mis filias y fobias respecto a los tres aspirantes, deseo que al final prevalezca la madurez y sobre todo por parte del ganador, pueda dedicarse a cerrar ciertas heridas, pero más aun, no vea a la UPET como un botín con el que puede medrar o hasta extorsionar a servidores públicos, que a algunos les sale bien.

error: Linea de Contraste