Resumen

La organización del pueblo desde abajo ya no se detiene: Marichuy

Ve complicado conseguir las firmas que le requiere el INE para ser candidata presidencial, pero el movimiento iniciado y la movilización es conciencias es lo más importante; descarta sumarse a cualquier otros proyecto presidencial.

Tlaxcala, Tlax, a 07 de febrero de 2018 (Gerardo Santillán).- Aunque admitió que ve complicado obtener las firmas ciudadanas necesarias para convertirse en candidata a la Presidencia de la República, la aspirante indígena María de Jesús Patricio Martínez afirmó que lo más importante es la organización que está iniciando el pueblo “desde abajo” y que ya no se va a poder parar.

Así lo manifestó este día en el centro de la capital tlaxcalteca, donde durante la mañana y tarde realizó actividades en busca de conseguir más firmas, de las que a la fecha en el País solo lleva 222 mil de las 860 mil que le requiere el Instituto Nacional Electoral (INE) para validar su inclusión en las boletas el próximo 1 de julio.

Entrevistada en la Plaza Xicohténcatl del Centro Histórico, sostuvo que el mecanismo que estableció desde el principio el INE para recabar firmas “fue hecho para gente de dinero”, pero lo realmente importante “es la organización que estamos llevando a cabo, empoderar al pueblo desde abajo, al pueblo trabajador (…), lo más importante es que se va la problemática que vive el País y esta construcción que va para largo va a continuar porque ya iniciamos”.

Al mismo tiempo, descartó toda posibilidad de que durante las campañas acepte la invitación a sumarse al proyecto de cualquiera de los que resulten candidatos presidenciales, puesto que no representan los principios de la gente pobre y sí el de los partidos políticos, esos que siempre deciden en las cúpulas y nunca en beneficio de la sociedad en general.

“Cada firma que nos dan es una conciencia más en torno a nuestra propuesta, de la gente que está cansada de lo que vive México, el despojo en territorios indígenas es acelerado y fuerte, tanto de agua como de tierras y bosques para la imposición de megaproyectos que no solo dejan gran contaminación, sino que afectan los cultivos y generan confrontación y división en las comunidades”, expuso.

Por otro lado, Patricio Martínez sostuvo que es la propia gente que la recibe en los Estados y municipios la que da protección a su caravana en el territorio mexicano, pues no puede confiar en el Gobierno federal porque “son lo mismo que el crimen organizado, así lo dice la gente (…)”.