LAS DESLEALTADES DE LORENA Por JUAN RAMÓN NAVA - Linea de Contraste

LAS DESLEALTADES DE LORENA Por JUAN RAMÓN NAVA

Juan Ramón Nava, en su columna En Corto, habla sobre el poder que Marco Mena ejerció al designar a los candidatos del PRI para las elecciones federales

Quienes alguna vez colaboraron y confiaron en ella, confirman lo dicho por el dirigente estatal del PRD, que Lorena Cuéllar es una política proclive a no cumplir acuerdos, que además se utilizar a los demás para alcanzar sus propósitos personales y de grupo, lucra con la necesidad de quienes la tienen, sea de cualquier índole. Hoy, en el partido amarillo, al que abandona con más pena que gloria, vía Senado, deja un buen número de damnificados que creyeron en la ex priísta.

En una ocasión, el actual regidor del ayuntamiento capitalino, Christian Vaslaf Santacruz, junto con su padre, el camaleónico Ángel Luciano Santacruz, se quejaron de la alcaldesa, quien en apariencia, no cumplió acuerdos alcanzados con ellos.

Ramón Rocha, abanderado del PRD a la alcaldía capitalina en las elecciones intermedias de 2007, fue otro al que la Senadora tampoco le cumplió acuerdos, tras sumarse a su proyecto luego de operar en su favor el mismísimo día de aquellas elecciones, en donde Lorena Cuéllar alcanzó la alcaldía capitalina.

Cuando renunció a su militancia dentro de PRI, partido al cual le debe muchas cosas, entre ellas su privilegiada posición dentro de la política local, también dejó en la orfandad a muchos de sus seguidores, quienes al verse desprotegidos, tuvieron que refugiarse en diferentes trincheras, entre ellos, su ex cuñado, Francisco Santillán.

Fue en 2012, cuando motivada por el factor Peje, como ocurre en este 2017, Lorena Cuéllar busco el cobijo del PRD, su sonrisa y sus múltiples ofrecimientos a diferentes liderazgos de ese partido, le valieron hacerse de la candidatura al Senado, una vez logrado su propósito, tampoco cumplió los acuerdos alcanzados con ellos.

Tras su unción como Senadora, Lorena Cuéllar dejó como verdaderos chinos a quienes dentro del PRD le confiaron parte de su futuro político, la lista es larga, muy larga, y de eso pueden dar cuenta Cristóbal Luna, Santiago Sesín, Eréndira Jiménez, Alejandro Martínez, Gelacio Montiel, Catalina Flores, Domingo Calzada, el propio Juan Manuel Cambrón…y si pudiera hacerlo, de no estar muerto, el ícono perredista, Ubaldo Lander.

Pero además de no cumplir con sus acuerdos, Lorena Cuéllar no solo ha dejado de cumplir sus compromisos políticos con quienes colaboraron con ella, también lo ha hecho con esa parte del electorado que gentilmente le ofreció su voto, pues ha dejado a medias varios de sus encargos, para brincar, porque así convenía a sus intereses y los de su grupo, particularmente el familiar, a otros de mayor calado.

A su largo historial de deslealtades hacia quienes han confiado en ella, ahora se suma el bofetón propinado al PRD desde el Senado de la República, en donde no solo decidió desconocer la nomenclatura amarilla, sino que además, le dio la espalda a quien alguna vez se pensó era su amiga, su ex compañera de bancada, Dolores Padierna, la misma que defendió la causa lorenista como si fuera la propia.

Hasta el momento hay dos cosas que no han quedado muy en claro, la primera, saber si Lorena Cuéllar en verdad militó en las filas del PRD, y la segunda, qué nuevo partido habrá de sumarse a su voracidad dentro de la política local, aunque mucho se ha especulado al respecto, todo apunta a que volverá a intentar lo realizado en 2012, cuando ganó porque el nombre de Andrés Manuel López Obrador figuró en las boletas electorales de aquella elección federal. Todo parece indicar que será MORENA su próxima parada partidista.

Lorena Cuéllar debe, con los años que tiene dentro de la política, haber aprendido que toda factura expedida tiene un costo, y que ella ha expedido muchas, porque su trapecismo político habrá de empezar a reducirle los espacios…y los apoyos también, pues difícilmente podrá sacudirse el estigma de no saber cumplir compromisos, de ser una mujer sin palabra, todo lo contrario a aquel slogan publicitario que utilizó en las elecciones intermedias de 2007…Lorena Cuéllar, mujer de palabra…

El camino en busca de mantenerse dentro del presupuesto público, y seguir gozando de sus jugosas y elevadas prerrogativas, será muy difícil, porque el rumbo que tomó en busca de una candidatura para los comicios federales de 2018, será largo, llenó de escollos, pero el principal obstáculo que tendrá que vencer, se llama Martha Palafox, sin duda, una mujer de peso, a quien constantemente tendrá como crítica y adversaria política si su arribo a MORENA se cumple.

Martha Palafox, también Senadora y muy allegada a AMLO, jugará un rol demasiado importante en el arribo de Lorena Cuéllar a las filas de Movimiento de Regeneración Nacional, porque de entrada, la originaria de Huamantla, no olvida ninguno de todos los agravios que la ex alcaldesa le propino en los pasados comicios de junio de 2016.

La Palafox sin duda alguna, será la primera en recordarle al Peje el desaire que Lorena Cuéllar propino a AMLO y a MORENA cuando éste le pidió sumarse a su proyecto hace un par de años, y el desprecio de la ex priísta se debió a que en aquel entonces, buscaba conseguir la candidatura del PRD rumbo a la gubernatura de Tlaxcala, al final, la historia todos la saben, esa parte también será un muro que tendrá que librar.

De cara a lo que habrá de ser la madre de todas las elecciones, Lorena Cuéllar tendrá que hacer un recuento, medir el alcance de los daños colaterales provocados por su empecinamiento en ser Gobernadora y de ahí, diseñar sus nuevas estrategias que le permitan lograr su siguiente objetivo.

Como diría el pensador estadounidense Ralph Waldo Emerson, la confianza en sí misma es el primer secreto del éxito y justo eso es lo que Lorena perdió ante muchos de sus fans, habrá que ver si como dicen, las reglas como las excepciones, se hicieron para romperse, al tiempo.

SIN CORRECCIONES…Y  ya que hablamos de deslealtades. Según me informaron desde el mismo Congreso, los legisladores ya preparan su ofensiva ante posibles paros técnicos que habrán de realizar algunas áreas del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, porque dicen, esa será una de las muchas medidas que la presidenta de ese organismo autónomo, Elizabeth Piedras, impulsará para obtener más recursos para antes de junio. Habrá que ver si los titulares de esas áreas son leales o desleales con quienes los colocaron en esos puestos, muchos de ellos son inquilinos del Congreso. Lo dicho, en todos lados se cuecen habas.

 

error: Linea de Contraste