Resumen

Marcha ONG e iglesia contra la trata de personas en Tlaxcala

 

Reclaman a las autoridades que más del 93% de los casos de trata de personas queden impunes.  

Tlaxcala, Tlax, a 27 de julio de 2017 (Mauricio Islas).-Como parte de las actividades de la Segunda Jornada Diocesana para la Prevención de la Trata de Mujeres y Niñas, la asociación civil Centro Fray Julián Garcés y la Pastoral Social de la Diócesis de Tlaxcala, llevaron a cabo una marcha para pedir a las autoridades estatales refuercen la lucha con la comisión del delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

En el marco del 30 de julio  “Día Internacional de la Lucha Contra la Trata”, la organización no gubernamental y la Pastoral, emitieron su posicionamiento con respecto a ese flagelo que tiene presencia en un total de 35 municipios, tal como lo dio a conocer el Centro Fray Julián en el Diagnóstico de Percepción Ciudadana sobre la Trata de Persona en Tlaxcala publicado en el  2014, en el que dijeron que es urgente de las autoridades de todos los niveles realicen acciones reales tendientes a terminar con esa actividad ilícita que afecta, principalmente, a mujeres y niñas.

La marcha partió del Centro de Capacitación “Luis Munive y Escobar” ubicado a un costado de la  basílica de Ocotlán, y concluyó en el exconvento de San Francisco, donde las y los activistas así como representantes de la iglesia católica revelaron que con base en una sistematización del seguimiento hemerográfico de enero de 2009 a abril del 2017 se identificaron 17 estados donde los tratantes tlaxcaltecas han enganchado a mujeres y niñas para la explotación sexual.

Entre las entidades que el Centro Fray Julián reportó, están: Veracruz, Puebla, Morelos, Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Nuevo León, Guanajuato, Jalisco, Hidalgo, Guerrero, Chiapas, San Luis Potosí, y Sonora, entre otros.

También, criticaron que en más de 10 municipios se hayan liberado nuevas licencias de funcionamiento para hoteles, autohoteles, moteles, bares, y botaneros, en zonas donde no hay atractivos turísticos y que generalmente están ubicados a pie de carretera principalmente en la zona conocida como “corredor de explotación sexual” sobre la vía corta Chiautempan-Puebla.

De la misma forma, reclamaron que ni la PGJE ni el Tribunal de Justicia del Estado, persiguen y castigan a los perpetradores de ese delito, toda vez que conforme a solicitudes de información el 93.5 por ciento de las denuncias quedan impunes, pues solo 13 de ellas han llegado a sentencias condenatorias.

“Esta realidad nos lastima pues sigue generando la trata y explotación de mujeres y niñas; permitiendo y reproduciendo una mentalidad en la que los adolescentes y niños aspiran a convertirse en tratantes y explotadores y también permitiendo que la perpetuación de una mentalidad de hombres que no tienen conciencia que, al consumir los cuerpos de las mujeres explotadas contribuyen a la continuidad de este delito”, sentenciaron.