Resumen

MARCO MENA: ENTRE LA GOBERNANZA Y LAS TRAICIONES Por JUAN RAMÓN NAVA

Juan Ramón Nava, en su columna En Corto, habla sobre el poder que Marco Mena ejerció al designar a los candidatos del PRI para las elecciones federales

Ayer, en lo que fue la presentación del Plan Estatal de Desarrollo, el Gobernador Marco Mena finalmente puso las cosas en su lugar, puso a quien tenía que poner en su lugar y dijo que lo tenía que decir; su mensaje, su discurso, fue de momentos variopintos, pero entre líneas, respondió a muchos, y lo hizo con tanta sutileza, que para algunos pasó desapercibido el fondo de sus palabras: que él no está acostumbrado a las traiciones…y menos viniendo de su partido.

Marco Mena fue claro y preciso. A diferencia de otras ocasiones, no echó las campanas al vuelo, no, no lo hizo, y admitió que el diagnóstico que contiene su documento rector, desnuda lo que es Tlaxcala, hizo una radiografía en donde no hay lugar para cifras alegres, por el contrario, como él lo precisó, los rubros y los números son fríos y poco alentadores.

Y como se dijo en este mismo espacio apenas la semana pasada, el mensaje fue más que directo, no solo para sus colaboradores, si, ésos que el PRD llamó ayer mismo “funcionarios de membrete”, sino también para la clase política local, muy, pero muy en especial, la priísta; que en Tlaxcala ya es tiempo, ya se hace necesaria, una reconfiguración gubernamental, sus palabras seguro siguen retumbando en los oídos de muchos de quienes este miércoles, asistieron al Centro de Convenciones con la esperanza de conseguir algo para su pecunio político.

Tanto el PRD, como el PAN y obviamente el PAC, partido propiedad del clan de los Ortiz Ortiz, y su aliado, el PT, se abstuvieron de asistir a este evento, desairaron la invitación del Mandatario tlaxcalteca, y lo extraño del caso es que, a diferencia de la pandilla de universitarios que comanda Héctor Israel Ortiz Ortiz, tanto perredistas como panistas declinaron acudir, siendo que ellos fueron los principales críticos por el supuesto retardo en la presentación del PED 2017-2021. Vaya contrasentido de amarillos y azules, pero en fin, están en su papel, están en su rol.

Marco Mena ayer fue más que contundente, y afirmó que a su administración la llevará más allá de valoraciones de magnificencia y de simulaciones protagónicas, incluso, ofreció ser autocrítico, pero su oferta no fue de a gratis, no, también, de forma implícita aplicó a sus detractores políticos el quid pro quo, o sea, tú me das, yo doy, así de sencillo.

“Otros, por el contrario, han quedado rezagados, paradójicamente por decisiones propias, al ignorar el alcance de la verdadera política, la política seria, la política que construye, la política que permite construir juntos…” si Marco Mena tenía algo que decirles a sus opositores, en esas líneas resumió su sentir y dejó en claro cuál será, a partir de ya, su actuar al frente de su administración.

De la misma forma y en el mismo tenor, puso quietos a quienes aún respiran por las heridas de aquella batalla de junio de 2016, cuando Marco Mena dejó “sembrados” en el camino a perredistas y panistas, y a ellos les aclaró que no hay rutas únicas ni fórmulas mágicas, que se parte en función de lo que hay, “no es momento ni de nostalgias imposibles ni de futuros ilusorios, tan atractivos como inalcanzables, no…”. ¿Así o más claro? Sin duda, una frase matona.

Para nadie es ya un secreto que las relaciones afectivo-políticas entre el grupo hegemónico del criador de reses convertido ahora en ex Gobernador, Mariano González Zarur, que comanda su hijo, el becerro de oro, Mariano González Aguirre y Marco Mena, atraviesan una grave crisis, al grado del distanciamiento, lo que ha dado lugar a muchas simulaciones…y traiciones también.

A ellos, a sus fieles seguidores, a sus escuderos y a sus corifeos, el Gobernador de Tlaxcala también les dedicó unos minutos y, nuevamente, fue claro y contundente; que en su gestión no habrá lugar para traiciones, no habrá cabida para agendas particulares, mismas que, remarcó, invariablemente ignoran las necesidades del electorado, de quienes votaron por ellos y de quienes confiaron en ellos.

“Las deslealtades partidistas desprecian valores que la gente considera positivos…y siguen engendrando conflictos…” con ello, Marco Mena ya pintó su raya de su antiguo patrón Mariano González Zarur, y como alguna ocasión lo dijo el ex Mandatario Alfonso Sánchez Anaya, el poder se ejerce, así, el actual Gobernador, en apariencia, rompió con el cordón umbilical que lo ataba a ese grupo político, porque si en estos momentos alguien tiene el poder, es él, si no, al tiempo.

Ahora se entiende el por qué Florentino Domínguez llegó a la dirigencia estatal del PRI, como también se comprenden sus palabras de hace unos días, en donde “El Profe” adelantó que habrá una revisión y reestructuración de todas las áreas de ese instituto político, porque sin duda alguna que el propósito principal será deshacerse de todo aquello que ya no les sirva para el 2018…y más si tienen tatuado el hierro de González Zarur.

La pregunta es ¿cómo le hará Marco Mena para no saltar esa regla de que, en política, se suma y no se resta? Quizá la respuesta llegue desde Los Pinos, donde el Gobernador tlaxcalteca es uno de los consentidos del Presidente Enrique Peña Nieto.

Muchos priístas que pensaban ya la habían librado a seis meses de Gobierno, ayer volvieron a la realidad, una realidad que no les será grata en lo que resta de esta administración, el jugar con dos monedas al mismo tiempo tendrá su costo, tendrá su pago, y su castigo será quedarse en la banca, al menos, cuatro años, si bien les va. Quien traiciona una vez…traiciona dos.

Entre la gobernanza y las traiciones…está el limbo político…reglas son reglas, aunque no estén escritas en ningún lado.

SIN CORRECCIONES…Y ya que hablamos de Marco Mena. Una vez presentado su PED 2017-2021, el Gobernador de Tlaxcala, según me dijeron, apresurará el paso y la semana que se aproxima empezará a mover piezas en su gabinete y en las áreas torales de su administración. En pocas palabras, ya alista relevos, cambios, substituciones y uno que otro cese, porque como el mismo lo pregonó ayer miércoles, son tan escasos los recursos como el tiempo…y para Marco Mena el tiempo de experimentar se agotó. Como dirían los clásicos, lo bueno está por venir.

">