Resumen

Miles de devotos celebran el 475 aniversario de la Virgen de Ocotlán

Como cada tercer lunes de mayo, se llevó a cabo la bajada de la imagen inmaculada con una fiesta colorida.

Tlaxcala, Tlax, a 15 de mayo de 2017 (Gerardo Santillán).- Miles de personas se congregaron este lunes desde la Basílica de Ocotlán y las calles de esta capital, para ser partícipes de la tradicional bajada de la Virgen de Ocotlán que se lleva a cabo cada tercer lunes del mes de mayo y que este año cumplió 475 años. Pisos con alfombras de aserrín, adornos diversos y una misma altamente concurrida en la Catedral, fueron parte de ese festejo.

También los embotellamientos vehiculares conformaron el escenario porque avenidas fueron cerradas parcialmente para el paso de la imagen inmaculada en los hombros de hombres y mueres devotas, mientras otras fueron engalanadas con alfombras de aserrín y flores, principalmente aquellos puntos con santuarios.

La peregrinación visita la Parroquia de San José, el ExConvento Franciscano y otros templos. De regreso, sube por la Capilla del Pocito (donde se apareció la imagen de la Virgen), y culmina con una misa en el atrio del Santuario de Ocotlán.

Para comprender el sentido de esta fiesta, de acuerdo con la Diócesis, es necesario precisar que a la Virgen de Ocotlán está encomendada la vida precisamente de la Diócesis de Tlaxcala, desde el 4 de abril de 1775. La devoción a la Virgen de Ocotlán comienza en el siglo XVI y desde entonces ella ha acompañado a Tlaxcala, como Diócesis, en todas las etapas de su historia: la Colonia, la Independencia, la Reforma, la Revolución y la consolidación del Estado, solo por mencionar los periodos más importantes.

Mientras tanto, la celebración eucarística en la Catedral estuvo presidida por Raymundo Muñoz rector del Seminario de la “Y”, quien pidió por las vocaciones sacerdotales para que estas no cesen y aplaudió el que el Papa Francisco haya decidido canonizar a los niños mártires de Tlaxcala el próximo 15 de octubre en la Basílica de San Pedro de la ciudad de Roma, Italia.

“Con gran alegría la Diócesis de Tlaxcala recibimos esa noticia. Incrementaremos la preparación para vivir este gran acontecimiento que sin duda será de gran bendición para la iglesia de Tlaxcala, para México, la iglesia de América y del mundo entero”.

">