Resumen

MUJERES EN EL FRENTE Por MINERVA HERNÁNDEZ RAMOS

¿Amistades peligrosas o complicidad encubierta?
¿Amistades peligrosas o complicidad encubierta?
En menudo lío está metida la candidata del PRI al Senado, Anabel Alvarado, pues Abraham Ruiz Salas uno de sus más cercanos colaboradores y operador de confianza está a punto de ser demandado  por el delito de fraude.
Resulta que el angelito, quien trabaja para Anabel Alvarado desde su paso por la Secretaría de Gobierno, fue presentado por la hoy candidata a senadora, como representante de un despacho especializado en la devolución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de la nómina municipal.
Ruiz Salas llegó a pedir a por lo menos ocho  alcaldes de la entidad cantidades que iban desde los 150 mil hasta un millón de pesos, llegando él a firmar contratos de servicios aunque no es contador ni fiscalista.
Cabe mencionar que el expediente de Abraham Ruiz ya está en el Órgano de Fiscalización, y de sus travesuras ya tiene conocimiento tanto el gobernador Marco Mena, como el Secretario de Gobierno, Tito Cervantes Zepeda.
Los alcaldes timados han amagado con tomar acciones legales si el operador de Anabel Alvarado no regresa a la brevedad el monto entregado al priísta.
Ante esta trama vale la pena preguntar cuál es el papel de Anabel Alvarado en este fraude, ¿es una amistad peligrosa o una complicidad encubierta?