No criminalizar a migrantes, pide uno de ellos - Linea de Contraste

No criminalizar a migrantes, pide uno de ellos

Elving “N”, de 39 años, insistirá en cruzar a Estados Unidos para reunirse con su familia.

Tlaxcala, Tlax, a 04 de mayo de 2018 (Gerardo Santillán).- El ciudadano hondureño Elving N., quien se encontraba de tránsito por Tlaxcala rumbo a la frontera norte, pidió a los ciudadanos mexicanos no criminalizar a los migrantes centroamericanos, pues lo que buscan es una mejor calidad de vida y en muchos casos huyendo del caos que viven en sus países de origen.

En una narración breve de su experiencia desde el sur de la República Mexicana hasta Tlaxcala, contó que las propias autoridades locales y federales atentan contra la seguridad y dignidad de las personas migrantes, muchas veces peor que en Estados Unidos.

Lesionado de uno de sus pies tras un operativo en el que fue detenido por personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en  los límites de Puebla y Tlaxcala, dijo que fue hasta que llegó a la ciudad de Apizaco cuando fue auxiliado por personas de manera desinteresada y llevado al  albergue de la Sagrada Familia que administra la Casa del Migrante, donde recibieron apoyo para su atención médica, recuperación y descanso para emprender de nueva cuenta su viaje a los Estados Unidos.

Elving de 39 años de edad partió el 20 de marzo del poblado Vías de San Antonio de Camayagua, Honduras, su objetivo reunirse con su hijo de cinco años de edad y su esposa, ambos de nacionalidad norteamericana.

Explicó que con las políticas de migración del presidente Donald Trump se congeló la obtención de su visa, pero las ganas de volver a ver a sus familiares le hicieron regresar por un tiempo a su país; sin embargo, el trámite para poder regresar con su familia cada vez más se retrasa,  así que optó por emprender el viaje hasta México para llegar como “mojado” a los Estados Unidos.

Señaló que los peligros para los migrantes están a la orden del día, por ello, pidió evitar que los criminalicen como sucede en México, aunque afortunadamente hay lugares donde los asisten como la Casa del Migrante y tienen acompañamiento de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Tras su recuperación-hace unas dos semanas-dijo que emprendería de nueva cuenta su viaje, una vez mejor de salud se subiría a la bestia para reunirse con su familia.

error: Linea de Contraste