Resumen

Ojo seco y alteraciones hormonales provoca el uso prolongado de las pantallas

????????????????????????????????????

El IMSS alerta sobre los problemas que van a la alza; emita algunas recomendaciones.

Tlaxcala, Tlax, a 03 de julio de 2017 (Gerardo Santillán).- Pasar más de cinco horas frente a una pantalla de televisión o de computadora puede provocar visión borrosa, ojo seco, así como dolor de ojos y cabeza, incluso se asocia a cambios hormonales en hombres y mujeres mayores de 45 años, advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De hecho, la institución reportó el aumento de pacientes que demandan consulta en el servicio de oftalmología en sus unidades médicas con síntomas de visión borrosa, ojo seco, dolor de ojos y cabeza, asociados al esfuerzo ocular.

Con información oficial, el IMSS subrayó que también estimulan padecimientos los tiempos prolongados de exposición a los equipos móviles y tabletas y los problemas hormonales alteran al mismo tiempo la película lagrimal en mayor medida entre mujeres.

Aunque la edad es variable, se ha detectado que dichas afecciones son más frecuentes en personas mayores de 45 años, debido a los cambios acomodativos del cristalino (mecanismo mediante el cual sufre cambios en su poder refractivo para poder leer) y en su transparencia.

En México, 30 por ciento de la población presenta algún grado de ametropía, mientras que estudios recientes demuestran que la prevalencia de miopía se ha incrementado 50 por ciento en los últimos años, coincidiendo con la generalización en el uso de pantallas, por lo que a ese ritmó se estima que la ametropía pase de 22 por ciento en la actualidad a 33 por ciento en el 2020.

Por ello, la distancia que el usuario debe mantener respecto a la pantalla debe ser de un mínimo de 35 centímetros, así como tener un adecuado tamaño de la letra, iluminación y el contraste con el fondo.

Además del tratamiento, el IMSS recomienda a quienes trabajan por periodos mayores a cuatro horas diarias frente a una computadora: revisión anual, si no padecen de una patología ocular prexistente; si usan lentes, revisión de la graduación una o dos veces al año; uso de lubricantes oculares cada seis u ocho horas durante la actividad laboral; uso de pantallas bloqueadoras de radiaciones UV; lapsos de descanso cada 30 minutos alejando la vista de la pantalla y movimientos del cuello y extremidades. También, usar un tipo de letra entre 11 y 12 puntos, y a personas con algún tipo de debilidad visual, aumentar el tamaño. Si se trata de video juegos, uso de una o dos horas máximo al día.