PARECÍA EL DESASTRE Por GERARDO SANTILLÁN - Linea de Contraste

PARECÍA EL DESASTRE Por GERARDO SANTILLÁN

Parecería una exageración decir que el fuerte incendio del domingo en pastizales de la parte alta de La Malinche, recordaban el infierno que en temporada de estiaje sufren los bosques de California, Estados Unidos, casi cada año y que dañan enormemente la naturaleza y ponen en riesgo a condados enteros. Pero no, en su justa dimensión sí fue un siniestro harto peligroso.
Fue atípico observar desde kilómetros una línea de fuego dominar 76.8 hectáreas consumiéndose, menos mal que fue solo pasto y no bosque, según las autoridades de la Coordinación General de Ecología (CGE). Hay que decir además, que el actuar de las brigadas fue rápido para controlar el evento lo más pronto posible, de lo contrario se estaría hablando de otra historia.
Pero lo peor de la situación, es que se trató de un fuego provocado por la mano del hombre. Hasta donde se nos informó: por una fogata de sábado de gloria mal apagada
Ante esa circunstancia y muchas veces la inconciencia de los paseantes, no es suficiente apelar a la buena voluntad de visitantes y campesinos para evitar los incendios, sino que ante el severo daño que se causa al medioambiente, las sanciones son el siguiente camino que se debe seguir.
Multicitado por la Comisión Nacional Forestal, el 90 por ciento de los incendios forestales son provocados por ineficientes prácticas de quemas agrícolas y a pesar de la existencia de la NOM 15 de la CONAFOR, que regula esas prácticas, muchos productores la desconocen o simplemente omiten ceñirse a ella, pero sin que haya sanciones para nadie.
Así, habida cuenta del daño a los recursos naturales que es en sí mismo grave porque no tenemos otra tierra, es necesario aplicar mano dura en contra de los negligentes, no por un asunto de intransigencia institucional, sino de justicia medioambiental y social. Haga una encuesta del modo que quiera al respecto y le apuesto que gano.
De ocasión…
Fuerte el dato que dio la víspera el Delegado del IMSS en Tlaxcala, Gabriel Pérez Corona. A un mes de ponerse en marcha el programa de seguro social para trabajadoras y trabajadores del hogar, la resistencia de los patrones es tal que incluso el funcionario federal se refirió a ello como una actitud miserable.
Ante la resistencia individual de pagar algo adicional al sueldo de la trabajadora para asegurarla, dijo que continuarán apelando a la conciencia social de los patrones, porque quienes se hacen  cargo de esa labor forman base de facto de la estabilidad de un hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Linea de Contraste