Pide Obispo a tlaxcaltecas construir la paz en mensaje de Navidad - Linea de Contraste

Pide Obispo a tlaxcaltecas construir la paz en mensaje de Navidad

Así como agradecer frutos de la santidad del pueblo de Tlaxcala.

Tlaxcala, Tlax, a 23 de diciembre de 2018 (Gerardo Santillán).- En su mensaje de Navidad, el Obispo de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino, hace una invitación a la feligresía católica a hacer una serie de agradecimientos al altísimo y a comprometerse a construir la paz en un mundo marcado por la violencia y los signos de muerte.

Especialmente destacan los agradecimientos por los frutos de la santidad del pueblo tlaxcalteca, que son los santos mártires Cristóbal, Antonio y Juan; los 500 años de la iglesia peregrina en Tlaxcala; y el proceso que la institución lleva a cabo para la elaboración del nuevo Plan Pastoral.

“Mi mensaje de Navidad en este Año Jubilar es una invitación a agradecer la presencia de Jesús entre nosotros; la semilla del Evangelio sembrada en nuestra tierra; el don de la eucaristía, celebrada por primera vez hace 500 años; y 500 años de misericordia de Dios.

Agregó que “este Jubileo nos ayudará a impulsar nuestra identidad evangelizadora que brota de la eucaristía, manantial y, al mismo tiempo, cumbre de toda la evangelización; nos llevará a comprometernos en construir la paz en nuestro mundo marcado por tanta violencia, y de modo particular hoy, por tantos signos de muerte”.

El jefe de la grey católica en el Estado, comparte las palabras del Papa Francisco, de que las personas experimentan miserias de la sociedad como distintas formas de miedo, opresión, arrogancia, inequidad, odio, barreras, abandono del medio ambiente, entre otras; sin embargo, los cristianos experimentan cada domingo en misa que hay un “océano de misericordia que inunda el mundo”.

Por tanto, Salcedo Aquino pide a los fieles católicos abrirse a las puertas de Cristo, tal como nuestros antepasados lo hicieron hace 500 años, pues la eucaristía es, ha sido y será fuente de vida y de misericordia.

“Que María y José, testigos privilegiados del nacimiento del Hijo de Dios, nos acompañen en la construcción de un mundo más humano. ¡Feliz Navi-dad! Que nuestro Padre Dios los bendiga en el nuevo año, que está por llegar. ¡Felicidades!”, remató el Obispo de Tlaxcala.

 

error: Linea de Contraste