Resumen

Podrían enfrentar cargos criminales pobladores de Huactzinco

Fueron presentadas denuncias, a pesar del agravio, SEDENA continúa con recorridos de seguridad.

Tlaxcala, Tlax, a 22 de junio de 2017 (Sergio Espinoza).- El comandante de la 23 Zona Militar, Elpidio Canales Rosas, afirmó que la SEDENA presentó formal denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), por los hechos suscitados el pasado martes en el municipio de San Juan Huactzinco, y dejó claro, que son un Ejército de trabajo “y no somos unos delincuentes como nos gritaron”.

Durante una entrevista colectiva, el mando castrense señaló que el oficial retenido por un grupo de lugareños se encuentra estable de salud y especificó que dicho elemento se encontraba en esa población desarrollando labor de información y no de inteligencia o de investigación, como se mal informó en algunos medios de comunicación.

Al mismo tiempo, aseveró que fue una acción limpia la de sus elementos durante el operativo aplicado en esa cabecera localizada en el sur del estado y explicó que jamás utilizaron armas de fuego, solo toletes para dispersar a los manifestantes.

El General de Brigada Diplomado del Estado Mayor Presidencial lamentó la actitud de los pobladores y, pese a ello, sostuvo que se les brindará seguridad -por medio de rondines- a fin de que se mantenga la tranquilidad que requieren.

Incluso, argumentó, que ya no dio tiempo que llegara la Policía Estatal al operativo de rescate, pero siempre hubo la organización con el Gobierno del Estado, para las labores correspondientes.

Aunque no precisó por qué delitos se presentó la denuncia penal, afirmó que la retención del militar, los golpes que recibió y la quema de una motocicleta, no deben quedar impunes, pues se debe aplicar el Estado de Derecho.

Vale recordar que en medio de un clima de tensión, elementos del Ejército Mexicano rescataron a un compañero suyo que fue retenido por un grupo de pobladores enfurecidos del municipio de San Juan Huactzinco, tras el aseguramiento de seis presuntos hampones que intentaron robar una camioneta en la madrugada.

La violencia se desató en ese lugar desde las 04:00 horas, cuando los colonos aseguraron a los probables cómplices de este delito y más tarde, retuvieron al efectivo militar que se hizo pasar por reportero gráfico, y que la población lo identificó como sospechoso; al que maltrataron y finalmente quemaron unidad motora que tripulaba.

">