Resumen

Por probable daño patrimonial de 246.3 MDP, reprueban cuentas de la UPT y del ITIFE

Los responsables del manejo financiero no se ajustaron a los principios de contabilidad gubernamental.

Tlaxcala, Tlax, a 16 de agosto de 2018 (David Rodríguez Silva).-  Por irregularidades que constituyen un probable daño patrimonial por 246.3 millones de pesos, el Congreso del estado no aprobó las cuentas públicas de la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPT) y del Instituto Tlaxcalteca de la Infraestructura Física Educativa (ITIFE), correspondientes al ejercicio fiscal 2017.

En sesión extraordinaria de este jueves, los legisladores locales explicaron que la UPT no solventó observaciones que constituyen un probable daño patrimonial por un importe de 176 millones 115 mil 281.04 pesos, cantidad que representa el 62.6 por ciento, respecto del  importe devengado al 31 de diciembre de 2017, que fue de 281 millones 140 mil 969.76 que incluye remanentes de ejercicios anteriores por 2 millones 848 mil 744 pesos.

El dictamen presentado por la Comisión de Finanzas y Fiscalización y avalado por los legisladores, determinaron que el gasto público no se ajustó a los extremos de la Ley de contabilidad Gubernamental, ya que las erogaciones se encuentran parcialmente comprobadas y justificadas.

También precisaron que la UPT no realizó algunos de sus registros contables en apego a los Postulados Básicos de Contabilidad Gubernamental, resultando el incumplimiento del Postulado de “Registro e Integración Presupuestaria”.

Agregaron que los ingresos totales ascendieron a 258 millones 209 mil 841.82, es decir, hubo un incremento de 165 millones 148 mil 564.82 respecto al pronóstico autorizado anual que era de 93 millones 61 mil 277.00, que representa el 277.5 por ciento, debido a que no consideraron ingresos recaudados por la Universidad por concepto de productos y los ingresos que derivaron de los convenios celebrados durante el ejercicio.

En el caso del ITIFE, los legisladores evidenciaron que no fueron solventadas observaciones que constituyen un probable daño patrimonial por un importe de 70 millones 207 mil 44.52 pesos, que representa el 16.2 por ciento, respecto del  importe devengado de las fuentes de financiamiento revisadas al 31 de diciembre de 2017, que fue de 434 millones 132 mil 305.13 pesos que incluye remanentes de ejercicios anteriores.

Mencionaron que dicho ente fiscalizable incumplió con los postulados de sustancia económica, revelación suficiente y devengo contable de los principios básicos de contabilidad gubernamental.

“El Estado de Ingresos y Egresos al 31 de diciembre reporta superávit por 34 millones 845 mil 503.41 pesos; sin embargo el resultado no es real, debido a que el Instituto reconoció gasto devengado por 107 millones 865 mil 841.89 de recurso únicamente comprometido con contratos de obra pública, por lo que el superávit real es por 142 millones 711 mil 345.30, reflejando excedente de recursos por aplicar lo que denota la falta de capacidad técnica y de gestión para el cumplimiento de la ejecución de obras y acciones directas, por lo que los recursos no se administraron con oportunidad e incumpliendo al principio de anualidad”, expone el documento que fue validado por mayoría de votos.

En ese sentido, los legisladores instruyeron a la Comisión de Finanzas y al OFS a dar seguimiento a las observaciones pendientes de solventar de posible daño patrimonial, incluidas en el Informe de Resultados de los entes fiscalizados.

“El sentido del presente Dictamen se emite sin perjuicio de la competencia y facultades que en materia de fiscalización de recursos federales establece el artículo 37 de la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación y demás normatividad federal a favor de la Auditoria Superior de la Federación y de otras autoridades fiscalizadoras tanto locales y federales”, añadió el dictamen.