PUNTOS DE ACUERDO Por SENADORA MARTHA PALAFOX GUTIÉRREZ* - Linea de Contraste

PUNTOS DE ACUERDO Por SENADORA MARTHA PALAFOX GUTIÉRREZ*

Hablemos de Espionaje

Resulta que la democracia de un país se construye de múltiples factores, políticos, económicos, sociales y de libre expresión.

 El caso del espionaje a periodistas no es un asunto menor, se trata del inicio – ha ocurrido siempre- de la ley del garrote, esa que permite censurar lo que al poder no le gusta escuchar. Por eso los homicidios a periodistas, pero también los video escándalos a “figuras” de la política nacional.

Exhibidos cuando así conviene que sea.

 Ejemplos tenemos a René Bejarano Martínez, la “Tuta” en reunión con Rodrigo Vallejo, el video escándalo de Eva Cadena, El niño verde cuando recibía dólares por la creación de hoteles en la Riviera Maya, las fiestas de los panistas que acaban lejos de la moral que tanto predican, en fin, una lista interminable.

 El espionaje en México ha existido por décadas, quizá usted no lo recuerda, pero cuando Carlos Alberto Madrazo Becerra, se convirtió en el mayor opositor al PRI, fue Díaz Ordaz quien le mandó a poner micrófonos, luego el hombre terminó muerto.

 La historia de siempre, el sistema “alambrea” a los opositores al régimen, quienes exhiben el sistema caduco del estado fallido en el que vivimos, por eso Aristegui, Loret de Mola y muchos más activistas y defensores de la verdad fueron espiados con herramientas que sólo un gobierno podría adquirir.

 En el país en el que vivimos con la democracia que tenemos, cada vez se cierra más a brecha de la verdad, esa que hace libre a los pueblos y permite la crítica.

 Y usted se preguntará ¿La crítica es necesaria? Yo le diría que en lo absoluto, pues sin ella la tiranía impera, para muestra Venezuela, Estados Unidos, Cuba y un sin número de estados del país donde se han permitido atrocidades a razón de la falta de ella.

 La ley del garrote no sólo abusa y oprime las libertades ciudadanas de los mexicanos, sino que también descompone y corrompe las bases de una sociedad libertaria.

 Nos tiene que preocupar y ocupar lo que le ocurra a la prensa, no solo las muertes, también las amenazas, el bloqueo a su trabajo, la hostilidad con la son tratados por decir la verdad, por ser el dedo en la llaga.

 El Espionaje “moderno” no sólo alcanzó a la prensa y las organizaciones, también a políticos de todos los colores porque la información siempre será poder, poder de negociar, persuadir, amenazar, sentenciar, exhibir, dañar y acabar con lo que estorbe al soberano de una nación.

 Las agencias de espionaje gubernamental están hoy como ayer, más ocupadas en vigilar y saber los secretos de una clase política, que en blindar a la nación de un ataque cibernético.

 Los sistemas de inteligencia e información en México, no han sido ocupados para detener el hampa y prevenir los millonarios fraudes financieros orquestados por delincuentes de cuello blanco. Inteligencia a Placer.

Conflictos de interés, abuso a los derechos humanos, eso representa el espionaje con Pegasus, que invadan la intimidad es cínico pero que censuren la verdad es inaceptable.

 En la era del internet lo que viene es una Ciberguerra.

Escríbeme a:

prensampalafox@gmail.com

*Acerca del autor:

Martha Palafox Gutiérrez

Licenciada en Derecho

Senadora Independiente por la LXIII Legislatura del Senado de México.

Madre, mujer, abuela y Mexicana, por fortuna.

 

error: Linea de Contraste