Resumen

¿QUIÉN TOMA LAS DECISIONES EN EL CONGRESO DEL ESTADO? Por DAVID RODRÍGUEZ SILVA

En su columna de esta semana. el periodista, David Rodríguez Silva nos habla sobre la obligación que tienen los diputados locales, de recuperar la autonomía del Poder Legislativo local

Dale tantito poder a la ignorancia y se volverá prepotencia, así reza una máxima popular que le queda como anillo al dedo a uno que otro diputado local que piensa que su encargo público será vitalicio.

El diputado del PAN Juan Carlos Sánchez García ha perdido la cabeza y ha olvidado, si es que alguna vez la tuvo, esa humildad que presumía cuando apenas tenía unos días de haber tomado protesta como integrante de la LXII Legislatura.

En los últimos días ha demostrado que carece de criterio y personalidad para la toma de decisiones al interior del Poder Legislativo, pero además evidencia que es una marioneta de unos cuantos personajes que sin estar en funciones, ejercen poder sobre él y lo orillan a tomar decisiones que van en detrimento de la legalidad y que incluso rayan en la violación de los derechos humanos de los ciudadanos.

Y es que no se puede entender de otra manera su actuación cuando no ha podido poner orden y tampoco ha dado la cara para desmentir los señalamientos de los suplentes de los diputados con licencia que han pedido desde hace más de un mes ser integrados a las actividades parlamentarias, quienes afirman que existen intereses político-económicos para frenar la toma de protesta.

La historia y quienes nos dedicamos a este oficio, nos encargaremos de recordar por lo que resta de su carrera política si es que es su intención continuar en ella, los yerros, los atropellos, las incongruencias y las violaciones al estado de derecho en las que ha incurrido por sí o por interpósitas personas como representante legal de la actual legislatura.

Lo anterior lo comento porque este lunes no conforme con huir de la prensa para evitar explicar los motivos por los que se aferran a desacatara sentencias judiciales en materia electoral del orden estatal y federal, el representante legal del Congreso local ordenó, según la vocera de esa soberanía, desalojar a los representantes de los medios de comunicación del recinto legislativo.

Las incongruencias no únicamente son la actividad parlamentaria, sino que en la esfera política le ha dado la espalda al partido que lo llevó al Congreso del estado, pues para la elección del próximo domingo ha manifestado abiertamente el respaldo hacia su compadre Felipe Morales, quien abanderará la causa del PT tras abandonar al blanquiazul.

Pero para fortuna de los tlaxcaltecas, a Juan Carlos Sánchez a quien le bastaron 18 meses para perder la cabeza por el poder, ya sólo le quedan poco más de dos meses en el ejercicio parlamentario.

Punto y aparte…

Hoy, por fin y después de tres meses terminan las campañas. El saldo es por mucho negativo para los ciudadanos que tuvimos un bombardeo estéril en la mayoría de los casos, de propuestas sin fundamento que estaban mal enfocadas en virtud de que los cargos en disputa no son para alcaldes ni para gobernador, sino para diputados locales, federales y senadores.

Quienes la van pasar mal no en el cierre sino en la elección, serán los candidatos del PRI en el distrito de Apizaco Emilio Sánchez Rivera y Mariano González Aguirre, cuyas probabilidades de triunfo son escasas  porque simplemente no pudieron conectar con la gente.

Y es que incluso parte de sus estructuras han decidido abandonar el barco porque las condiciones son adversas, pero además la desesperación de ambos candidatos ha sido tanta que instruyeron a sus equipos de campaña a colocar las lonas en casas abandonadas del municipio de Apizaco, a fin de intentar tener presencia entre el electorado.

Sin embargo, al PAN, a sus candidatos en Apizaco e incluso a la administración que encabeza Julio César Hernández Mejía, las cosas no son de color de rosa, pues apenas la tarde de este martes, el PRI y su equipo jurídico presentó una demanda penal por incurrir en presuntos delitos electorales.

Las campañas electorales terminarán pero no las acusaciones, pues en el periodo de reflexión, durante la contienda y después de ella, las denuncias arreciarán todos en contra de todos.