Recibe Diócesis de Tlaxcala con fe y alegría a su nuevo Obispo - Linea de Contraste

Recibe Diócesis de Tlaxcala con fe y alegría a su nuevo Obispo

Su personalidad es idónea para dar continuidad a los trabajos del Plan Diocesano; será un reto para él su nuevo encargo: Ranulfo Rojas Bretón.

Tlaxcala, Tlax, a 15 de junio de 2017 (Gerardo Santillán).- Con fe y alegría la comunidad católica debe tomar el nombramiento de Julio Cesar Salcedo Aquino como nuevo Obispo de Tlaxcala, quien vendrá a darle un nuevo impulso a las acciones diocesanas que se vienen desarrollando sin interrupción, expresó el responsable de las Relaciones Interinstitucionales de la Diócesis de Tlaxcala, Ranulfo Rojas Bretón.

En breves comentarios sobre la designación hecha la víspera por el Papa Francisco, destacó que Salcedo Aquino es una persona dedicada por mucho tiempo a la formación y su perfil es adecuado para los trabajos que se requieren en la entidad.

Particularmente, sobre el dar continuidad al Plan Diocesano 2009.2019 sobre el que no cree que haya cambios bruscos o golpes de timón en su aplicación, aunque sí adoptará la personalidad propia del nuevo Obispo en sus directrices.

“Lo debemos tomar en un espíritu de fe, es Dios el que nos pone un Obispo a través del Papa; segundo, con ánimo alegre, porque efectivamente después de un año, Francisco nos nombra Obispo; y tercero, prepararnos en un espíritu y oración de fe porque el administrador diocesano y el equipo de consultores habrá de entrevistarse con él para ver cuándo será la ordenación episcopal, cómo será el tiempo de preparación de trámite, y la gente de Tlaxcala debe verlo con ánimo de fe y alegría porque vienen cosas buenas para la Diócesis de Tlaxcala”, apuntó el sacerdote.

Lo que sí resaltó es que la comitiva de la Diócesis que acudirá el 15 de octubre a la canonización de los Niños Mártires de Tlaxcala a El Vaticano, ya contará con su Obispo al frente y eso fortalecerá la celebración que habrá en torno a ese acontecimiento.

Rojas Bretón consideró que Salcedo Aquino tomará con mucha ilusión y alegría su nuevo encargo que para él será totalmente diferente, pues no es lo mismo ser religioso que ser diocesano y el modo de trabajo es distinto, así que será un reto para él asumir esa responsabilidad con los propios retos que irá conociendo de Tlaxcala y su riqueza.

Un año después de que Francisco Moreno Barrón fue designado como Obispo Metropolitano de Tijuana, al frente de la Diócesis de Tlaxcala quedó como administrador diocesano Iván Gómez Gómez. Ahora, solo restará que los consultores diocesanos y el nuevo Obispo tlaxcalteca definan la fecha y el lugar para asumir el cargo en una ceremonia religiosa.

error: Linea de Contraste