Resumen

Reporta Pastoral del Migrante nueva agresión contra indocumentados

Fue el pasado 20 de abril en la comunidad de Buenavista, municipio de Tlaxco, cuando siete centroamericanos en cruce fueron atacados a balazos por sujetos desconocidos.

Tlaxcala, Tlax, a 25 de abril de 2017 (Gerardo Santillán).- La Pastoral del Migrante de la Diócesis de Tlaxcala, dio cuenta de una nueva agresión de la que fueron objeto migrantes de origen centroamericano el pasado 20 de abril en la comunidad de Buenavista del municipio de Tlaxco.

De acuerdo con la publicación hecha en sus redes sociales, la acometida tuvo lugar por la madrugada de esa fecha a cargo de personas armadas que dispararon “a matar” contra siete personas indocumentadas que cruzaban por la vía del tren.

“Salen heridos al menos dos, uno con tres disparos y otro herido de la cabeza, los demás huyeron”, fue el saldo del ataque según la Pastoral, la cual exigió a las autoridades municipales y estatales en turno que protejan a la víctima y le garantice su derecho a la justicia. Luego, cuestionó ¿hasta cuándo continuarán las agresiones contra los migrantes en Tlaxcala?

La publicación no logró identificar a los agresores, si se trató de civiles que portaban pistolas o de guardias de la empresa Ferrosur, pues los migrantes han sido atacados por igual por delincuentes que personal identificado con la permisionaria.

La socialización de los hechos realizada por la Pastoral del Migrante, estuvo acompañada de fotografías en las que se puede observar cuerpos con lesiones de bala. Los heridos fueron atendidos en el Hospital Regional de Tzompantepec, uno de ellos tuvo que ser trasladado a la ciudad de Puebla debido a las lesiones en la cabeza, confirmó después el presbítero Elías Dávila Espinoza, titular de ese encargo en la Diócesis de Tlaxcala.

Dijo que en la Casa del Migrante “La Sagrada Familia”, con sede en Apizaco, los agraviados recibieron asesoría legal para interponer formal querella por el ataque y una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), para que haya constancia de lo que les sucedió.