SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Encuestas

Al igual que sucede en otras entidades de la República donde habrá elecciones en 2020 y en 2021, las encuestas que miden las preferencias electorales de los partidos políticos y sus respectivos aspirantes a la candidatura para competir por la gubernatura, se han puesto de moda. Sin embargo, varias de las que se publican y seguirán publicándose tienen patrocinador, con un claro propósito de influir en los potenciales electores.

Los resultados de una última encuesta fueron publicados esta semana en el portal de noticias SDP Noticias, que dirige el periodista Federico Arreola, donde se da cuenta que el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ganaría 12 de las 15 gubernaturas que en próximos meses estarán en disputa. Acción Nacional ganaría dos (Querétaro y Campeche) y una más se encuentra en empate técnico (Nuevo León) entre Morena, el PAN y Movimiento Ciudadano.

Tlaxcala forma parte de las entidades federativas donde Morena aventaja con claridad a sus oponentes, ubicando al Revolucionario Institucional (PRI) en el segundo lugar. Un 47.3 por ciento contra un 12.9 por ciento del tricolor. El PAN se encuentra en un lejano tercer lugar con el 8.5 por ciento de las preferencias.

Sobre los resultados que arrojó ese estudio demoscópico vale la pena hacer algunos apuntes. El primero de ellos es que falta más de un año para que los partidos políticos definan a sus candidatos a la gubernatura, a las diputaciones y a las alcaldías. El tiempo es importante porque éste incluye las disputas internas que se avecinan en cada instituto político, sobre todo en aquel que tiene más posibilidades de alcanzar el triunfo.

Es el caso de Morena, donde los grupos encabezados por la delegada federal Lorena Cuéllar Cisneros y por los senadores Joel Molina Ramírez y Ana Lilia Rivera se disputan a muerte el control del partido y la mayoría de candidaturas para 2021. Si la disputa alcanza altos niveles, habrá una ruptura que seguramente se reflejará en las urnas, abriendo una posibilidad a la oposición, sobre todo al partido en el gobierno.

Más de un año es mucho tiempo para adelantar el triunfo en una elección, particularmente si las cosas en el gobierno federal no salen, como hasta ahora no han salido. El desgaste que está experimentando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador jugará un factor importante porque las condiciones de seguridad y económicas no se le están presentando como seguramente planeó al inicio de su administración. Ambos factores van a cobrar factura en 2021 si la situación en el país no mejora.

Los aspirantes también juegan. En la encuesta de referencia Lorena Cuéllar Cisneros alcanza una preferencia de 40.4 puntos porcentuales, menor en siete puntos a la marca que representa Morena. Si bien la funcionaria federal es un activo importante para el partido, también lo es que este último está mejor posicionado que la aspirante, siendo que ella es ampliamente conocida entre el electorado por haber salido en las boletas de las elecciones celebradas en 2016.

Por otra parte, en el caso del PRI es claro que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez tendrá que jugar su papel. Las encuestas publicadas en el ámbito nacional no le favorecen y eso no juega a favor de su partido ni de quien encabece la candidatura tricolor en 2021. Ya se le juzgará como gobernante, pero es un hecho que no tiene las más amplias simpatías entre los tlaxcaltecas, pues su índice de aprobación se encuentra apenas en 32.2 por ciento y su índice de confianza es todavía menor con 20.8 por ciento, según la última medición de Massive Caller. Así las cosas por ahora.

error: Linea de Contraste