SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

IAIP-Tlax, arreglo electoral

Sin ninguna experiencia sobresaliente de por medio, Maribel Rodríguez Piedras fue designada la semana pasada por el Congreso del estado como nueva comisionada del Instituto de Acceso a la Información Pública de Tlaxcala (IAIP-Tlax). Un nombramiento que, a todas luces, correspondió hacerlo al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y, dentro de este instituto político, al grupo que encabeza la delegada federal Lorena Cuéllar Cisneros.

Para quienes conocen de temas de transparencia, la nueva comisionada es una completa desconocida y ella misma reconoce su escasa experiencia. Sin embargo, la relación conyugal con su esposo Germán Mendoza Papalotzi, secretario ejecutivo del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), fue determinante en el nombramiento. ¿A qué costo? Ya se sabrá al paso de los meses, lo cierto de este capítulo es que el tema de transparencia de entrelazó con el tema electoral, de cara a los comicios de 2021.

Si en noviembre de 2018 los nombramientos de los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), Edgar Alfonso Aldave Aguilar y Erika Periáñez Rodríguez, el ganador fue el grupo morenista del ex gobernador José Antonio Álvarez Lima, con la designación de Maribel Rodríguez Piedras, quien salió ganadora fue la delegada federal Lorena Cuéllar, en una perfecta carambola en el juego de sucesión gubernamental que ya se vive hoy en día.

La diputada Ana Bertha Mastranzo Corona fue el enlace entre Cuéllar Cisneros con la bancada morenista en el Congreso local. Fue ella la que operó la designación de Maribel Rodríguez, quien contó con el voto casi unánime de los legisladores locales, pero la operación para tejer políticamente este nombramiento incluyó al secretario ejecutivo del ITE, Germán Mendoza Papalotzi.

Para quienes asistieron a la sesión de toma de protesta de Maribel Rodríguez Piedras, no pasó desapercibido el gesto que ella tuvo para con la diputada morenista Ana Bertha Mastranzo, a quien fue la única que le dio las gracias. ¿Por qué? Sólo ella sabe, sin embargo, ya corren especulaciones de que la designada contó con el examen escrito con horas, tal vez días, de anterioridad.

Fue Rodríguez Piedras quien obtuvo la calificación más alta de la evaluación escrita, por encima, incluso, de quienes en los últimos años se han metido a estudiar los temas de transparencia, como la ex integrante del Consejo Consultivo del IAIP-Tlax, Liliana Atonal Mendoza, o la exconsejera del ex tinto Instituto Electoral de Tlaxcala (IET), Claudia Acosta Vieyra, quienes hasta el final integraron la lista que la actual Legislatura tuvo para escoger a la nueva comisionada.

Si se considera que en esta vida nada es gratuito, y menos cuando la disputa por el poder está de por medio, en el nombramiento de Maribel Rodríguez Piedras Morena ganó no sólo un asiento en el Consejo General del IAIP-tlax, sino también una pieza importante en el ITE, particularmente la delegada federal Lorena Cuéllar Cisneros, a través del esposo de la nueva comisionada de transparencia.

Es cierto, con Germán Mendoza Papalotzi Morena consolida presencia en el ITE, pero el equilibrio político dentro de ese partido se empareja: dos consejeros electorales para el grupo del ex gobernador José Antonio Álvarez Lima y el secretario ejecutivo para el grupo de Cuéllar Cisneros, con una ventaja adicional para esta última. Y es que la información que pasa por la Secretaría Ejecutiva de ese organismo es tan abundante como delicadísima.

El Congreso del estado, en este capítulo de designación de una comisionada de transparencia, es fiel reflejo de que lo que se vive en Morena: una pelea intestina, incesante, por el poder. Ya se verá con qué resultados termina esta disputa. Por lo pronto, si alguien tenía dudas, esos dos órganos autónomos se partidizan con un nuevo color.

error: Linea de Contraste