SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

El candidato (a) sí importa

Este lunes comenzaron a circular los resultados de una encuesta realizada por la empresa Mamotecnia, en los que se da cuenta de la evaluación de la labor del gobierno estatal, la imagen de los partidos políticos y la imagen de los aspirantes a la gubernatura.

El estudio resulta interesante porque da cuenta de posibles escenarios con candidatos visibles. De acuerdo con ello, en este momento la mejor candidata dentro del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) es la delegada federal Lorena Cuéllar Cisneros; en Acción Nacional (PAN) lo sería el ex diputado local Juan Carlos Sánchez García; y dentro del Revolucionario Institucional (PRI) la alcaldesa del municipio de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca.

En cualquier escenario, Cuéllar Cisneros ganaría la elección de gobernador si ésta se realizara hoy en día. Sin embargo, dependiendo la candidatura tricolor, el resultado se apretaría si la abanderada fuera Ávalos Zempoalteca, y Sánchez García lo fuera por el PAN. Los resultados marcan un 31, 26 y 22 por ciento, respectivamente.

La elección se cerraría todavía más si el PAN elige como su candidata a la senadora Minerva Hernández Ramos. Y se cerraría porque la votación panista prácticamente se desplomaría a un 6 por ciento, mientras que la distancia entre Lorena Cuéllar y Anabell Ávalos se cerraría a tres puntos porcentuales: 31 por ciento contra 28 por ciento.

Y si bien Morena está arriba en las preferencias electorales con 47.3 por ciento, seguido del PRI con 12.9 por ciento y el PAN con el 8.5 por ciento, en caso de que los morenistas se inclinen por tener como su candidato a cualquiera de sus dos senadores, Joel Molina Ramírez y Ana Lilia Rivera, entonces perderían la elección, abriendo la posibilidad de que el PRI se mantenga en el poder, incluso teniendo como candidato al actual titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Florentino Domínguez Ordoñez.

Para decirlo claro: el candidato o la candidata sí importa.

Los partidos políticos tienen por delante varios meses para reflexionar y definir su mejor candidatura rumbo a los comicios de 2021. Pero así como los partidos, también quienes aspiran a ella.

Lorena Cuéllar, por ejemplo, deberá pensar si continúa en su cargo dentro de la delegación de la Secretaría del Bienestar, o renuncia a ella para incorporarse a la Cámara de Diputados. La posición es importante porque, dependiendo el lugar, será el margen para poder maniobrar y conseguir los mayores adeptos posibles para conseguir la candidatura y el triunfo en las urnas.

Considerando los antecedentes inmediatos, a Cuéllar Cisneros le conviene regresar a su curul en la Cámara de Diputados federal, pues desde donde se encuentra ahora tiene mínimo margen de maniobra política para operar su candidatura al gobierno estatal. Tan solo hay que recordar las advertencias del presidente Andrés Manuel López Obrador hacia sus delegados federales, en el sentido de no intervenir en las acciones de renovación de la dirigencia nacional y estatal dentro de Morena, lo mismo que evitar la utilización de recursos públicos con la advertencia de que, de darse, habría denuncia directa ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

El momento de las definiciones se acerca para todos los actores. La Navidad y el año nuevo serán un momento de buena reflexión para ello.

error: Linea de Contraste