Resumen

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Estado de México, la oportunidad de Mena

Falta mucho todavía para las elecciones presidenciales y legislativas de 2018, pero desde hace algunas semanas y de cara al proceso que se vivirá el próximo año, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) busca cerrar filas y concretar apoyos rumbo a la jornada electoral más importante que se realizará dentro de tres semanas, las del Estado de México. El priismo tlaxcalteca está entre los que se encuentran dentro de esta operación.

Gobernadores, Secretarios, funcionarios de primer nivel, Senadores, diputados federales y delegados estatales de dependencias ya actúan como operadores políticos en las campañas que se desarrollan en el Estado de México. En juego no está solamente esa entidad federativa, sino la misma Presidencia de la República.

En las próximas tres semanas veremos al Gobernador Marco Mena en apoyo al PRI del Estado de México. Y como tal lo harán también varios Secretarios del gabinete. Todos los participantes lo harán como asunto de sobrevivencia política.

Esa misma sobrevivencia obligó al PRI nacional voltear a Tlaxcala para ungir, después de seis semanas, a Florentino Domínguez Ordoñez como dirigente estatal del tricolor. Así que ese hecho tendrá respuesta con apoyo político y financiero al Estado de México.

Marco Mena está en su oportunidad de ser considerado como verdadero priista -en realidad nunca lo ha sido sabiendo que su trayectoria es principalmente académica-, precisamente en los momentos más difíciles que se le presentan al tricolor. Del triunfo del PRI en El Estado de México estará el respaldo que tenga su administración, no sólo de la Presidencia de la República, sino de la propia dirigencia nacional tricolor.

Más claro: está en su oportunidad de ser el verdadero fiel de la balanza en el PRI de Tlaxcala si las cosas se dan el próximo 4 de junio con el triunfo de Alfredo del Mazo en el Estado de México.

El apoyo político y financiero que dé Marco Antonio Mena y su administración en el cierre de las campañas y horas antes de llevarse a cabo la jornada electoral en aquella entidad federativa, será inversamente proporcional al respaldo que recibirán su Gobierno y sus decisiones en el PRI para la selección de candidatos en 2018.

Es buen síntoma político para Mena Rodríguez que en la toma de protesta de Florentino Domínguez Ordoñez como dirigente estatal del PRI, estuvieran presentes la ex Gobernadora Beatriz Paredes Rangel y los ex Mandatarios Tulio Hernández Gómez y Samuel Quiroz de la Vega. La ausencia de Mariano González Zarur pudiera, en contra parte, ser una advertencia de lo que se avecina en la lucha por las candidaturas de 2018.

Por eso, en la coyuntura del proceso electoral que se vive en el Estado de México, Marco Mena tiene la oportunidad de tomar el control tricolor de cara a 2018. Si no lo hace, lo hace a medias o de cómo lo haga, saldrá debilitado o fortalecido. Y eso no es poca cosa en un Gobernador que apenas está tomando las riendas y las decisiones para fortalecerse en el cargo del Ejecutivo, sobre todo ante el imaginario de que con González Zarur ya existen diferencias políticas importantes.

Lineazo: Este lunes se dio a conocer el primer cambio en el equipo de la alcaldesa capitalina Anabell Ávalos Zempoalteca. El ex presidente municipal de Texóloc, el perredista Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, presentó su renuncia al cargo de Secretario de Planeación y Evaluación en el Ayuntamiento de Tlaxcala, con carácter de irrevocable.

En su misiva, Covarrubias Cervantes informó que su decisión de renunciar al cargo fue por contar con un proyecto personal. Efectivamente, el ex edil ya trabaja en su pretensión de ser candidato a diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Distrito XIV, con cabecera en Natívitas.

Gran parte de su promoción la hará con recursos provenientes del ayuntamiento de San Damián Texóloc, municipio gobernado por su progenitora, pues ella en su oportunidad también contó con recursos económicos surgidos de las arcas municipales. En esa circunstancia, los diputados locales tendrían que estar atentos a ese y otros casos para evitar el desvío de recursos públicos a campañas políticas. Sobre todo los interesados, como Sandra Corona, quien por Nueva Alianza (PANAL) ya suena para la reelección.

">