SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Horacio González,

ASA y sus consejos a los Morenos

Las elecciones locales intermedias de 2013 -con la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en los principales municipios de la entidad- fueron el preludio de la derrota de la oposición en los comicios locales de 2016, cuando se renovó la gubernatura.
En 2013, el tricolor perdió Apizaco, Huamantla, Chiautempan, San Pablo del Monte, Ixtacuixtla, Zacatelco y la capital tlaxcalteca, entre otros municipios. Varios de ellos pasaron a manos de Acción Nacional (PAN), y con ello ese partido abrió amplias expectativas para de nuevo llegar al Gobierno estatal. El problema, sin embargo, fue que dilapidó la oportunidad otorgada por los electores para hacer buenos gobiernos municipales.
A tal grado fue el resultado del desgaste y la decepción, que el PAN no sólo perdió varias de esas comunas importantes, sino que también varios de sus gobernantes fueron evidenciados por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) por el desorden con el que manejaron las partidas presupuestales de sus ayuntamientos.
Tal vez por ser los primeros meses de la actual Legislatura local, o porque algunos de los actuales diputados buscaban brincar a otro cargo de elección popular o repetir en el cargo con la reelección, no hubo modo en el Congreso del Estado de esconder bajo la alfombra las irregularidades financieras.
Esos fueron los casos, por mencionar los más importantes, de Adolfo Escobar Jardínez en Tlaxcala, de Vicente Hernández Roldán en Calpulalpan y de Francisco Román Sánchez en Zacatelco, quienes sin embargo, no han sido llamados a cuentas, incluso ahora uno de ellos es abanderado a una diputación local por el PRI, instituto político que denuncia corrupción en otros lados y calla lo que tiene en casa.

Lo que queda claro es que el desgaste de gobernar influye en el ánimo del electorado a la hora de elegir gobernantes. Es decir, lo que vivió la oposición hace tres años, ahora lo padecerá el PRI en varios municipios, donde probablemente un porcentaje importante de ciudadanos expresará un voto de castigo el próximo domingo 1 de julio.

Ese fenómeno seguramente se reflejará en los municipios por la inconformidad sobre cómo han gobernado los alcaldes, pero también se dará una evaluación a la administración del Gobernador Marco Mena, similar a la que tendrá el Presidente Enrique Peña Nieto.

En ese sentido, el Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) tiene una ventaja sobre sus adversarios, pues no ha padecido el desgaste de ser gobierno. Así que ese es un factor que juega a favor de los candidatos morenistas y en particular de Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, no se puede subestimar el poder de la estructura operativa con la que cuenta el PRI, teniendo como brazo derecho al Gobierno estatal. Hay que tenerlo por seguro: cinco o seis puntos pueden ser remontables para el tricolor.

Así que es buen consejo el que ha dado el ex Gobernador Alfonso Sánchez Anaya a los abanderados de MORENA a las Senadurías y a las diputaciones federales: hay que ponerse a trabajar y no atenerse sólo a la figura de Andrés Manuel López Obrador. La misma sugerencia deberá ser para los que buscan las diputaciones locales, pues el tabasqueño, por más amplia que sea su ventaja en las encuestas, no es garantía de triunfo en Tlaxcala.

Lineazo: El alcalde Apizaco, Julio César Hernández Mejía, fue designado Coordinador de la Campaña presidencial de Ricardo Anaya en Tlaxcala. La pregunta es ¿cuándo el presidente municipal solicitará licencia al cargo para dedicarse a las labores partidistas? Es evidente que no podrá coordinar los esfuerzos panistas si está de tiempo completo en la administración municipal.

error: Linea de Contraste