SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Cambio en Primarias de la USET

Toda determinación gubernamental enfrenta críticas de la oposición cuando la solución incluye el uso de la fuerza. Eso sucedió en el caso de las instalaciones de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), que fueron desalojadas por elementos de la recién estrenada Secretaría de Seguridad Pública.

Ante el desalojo, algunas voces críticas salieron a la luz pública, como la del senador Joel Molina Ramírez, quien consideró que la intervención de la fuerza no era necesaria para resolver el conflicto que ya tenía un mes de cumplido. Sin embargo, ante la cerrazón de la parte que exigía una serie de peticiones a la autoridad educativa, era necesaria una decisión. Y al parecer fue la mejor.

El secretario de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda, ha sufrido un desgaste en los últimos meses, a tal grado que algunas voces ya sugieren la salida del funcionario. Parece, sin embargo, que eso no sucederá a menos que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez decida que  su caída sea para ascender.

La excesiva publicidad que Camacho Higareda ha recibido desde que asumió el cargo hace pensar que le espera una candidatura a un cargo de elección popular, aunque no sea necesariamente la de gobernador. El tiempo lo dirá, pero su lealtad puede ser bien recompensada, al menos, con una curul en el Congreso local o en la Cámara de Diputados federal, incluso sin hacer campaña.

Mientras esa posibilidad está latente en el escenario político, en el sector educativo siguen tomándose decisiones. No sólo el desalojo de quienes se dicen integrantes de una Delegación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuya dirigencia había sido traicionada por quien en los hechos ya pertenecía a la organización Maestros por México. Por eso Demetrio Rivas no metió las manos en el episodio del desalojo a favor de quienes tenían tomadas las instalaciones de la USET.

Además del desalojo, está la salida de Rodolfo Suárez Pérez como director de Educación Primaria. Que un grupo de directores y supervisores haya salido ante los medios a criticar a Manuel Camacho Higareda, le costó el cargo al funcionario. El jueves, a primera hora, se sabía de esa determinación.

El problema no es el que se va, sino el que llega. Benigno Pérez González no tiene grandes credenciales y la última lo hace indigno del cargo. Como supervisor en activo, fue uno de los profesores que se retiraron a casa con jubilación adelantada por temor a ser evaluado por el ya desaparecido Instituto Nacional de Evaluación Educativa. La coyuntura política le da a su vida un giro de 180 grados.

Esa decisión de poner a un supervisor que tuvo miedo a la evaluación es incomprensible de una autoridad que en su momento respaldó la reforma educativa, calificada por muchos como la mejor de Enrique Peña Nieto. Así las cosas, parece que el nombramiento de Benigno Pérez González es un guiño a la Cuarta Transformación encabezada por Andrés Manuel López Obrador.

Lineazo: Felicidades a los periodistas ganadores del Premio Estatal de Periodismo 2019, entregado el viernes pasado por la Unión de Periodistas del Estado de Tlaxcala (UPET). Un reconocimiento al trabajo y a la constancia reporteril. Enhorabuena.

error: Linea de Contraste