SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Beatriz Paredes y su actividad local

Por alguna razón política, la senadora Beatriz Paredes Rangel inició una estrategia política de reaparición en la tierra que en la década de los 80 gobernó. Más de 20 años pasaron para que la ex gobernadora volteara a su terruño, después de que concluido su mandato ocupara diversos cargos políticos y administrativos en el gobierno federal mientras el Revolucionario Institucional (PRI) su partido, ocupó la presidencia de la República.

El último cargo que ocupó fue en la embajada de Brasil, donde estuvo prácticamente recluida durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Regresó a México para buscar una posición en el Congreso del estado, alcanzándola en el Senado de la República, desde donde reorganiza sus huestes de cara a las elecciones de 2021.

No puede verse con otro, sino con ese único propósito, su presencia en Tlaxcala. La más reciente, con el emprendimiento de una estrategia de comunicación para dar a conocer sus actividades legislativas en la Cámara Alta. Su próxima aparición será en el jueves 8 de agosto en el teatro Xicohténcatl de la ciudad de Tlaxcala, a invitación del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) para participar en un foro regional para reflexionar sobre la importancia del federalismo en materia electoral.

Su presencia a ese evento ha despertado gran expectativa e inquietud entre la clase política que conoce su influencia. Seguramente su presencia coincidirá con la del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, con quien ha emprendido una estratégica alianza política para enfrentar el proceso electoral de 2018, con no muy positivos resultados para el tricolor.

La presencia de ambos, a pesar de que el evento es organizado por cuatro tribunales electorales del país, debe verse en esa política de alianzas entre la ex gobernadora y el mandatario estatal, de cara al proceso interno tricolor que se realizará el próximo domingo para elegir a su nueva dirigencia nacional. De esos resultados, el impulso de candidaturas priistas rendirá frutos, independientemente de que es el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) quien ahora mismo se perfila como el favorito para alcanzar la gubernatura en 2021.

Pero además, las alianzas intrapartidistas no son las únicas que están a la orden del día. Debe recordarse el encuentro que el pasado 5 de junio sostuvieron, en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador y los once gobernadores priistas, donde el mandatario nacional preguntó a, estos últimos, qué obras pendientes tenían en sus estados. Y el mensaje fue claro: el encargado de dar seguimiento a esas peticiones sería su homólogo de Campeche, , ahora con licencia, Alejandro Moreno.

En ese contexto tendría que verse la presencia, el próximo jueves, del senador Joel Molina Jiménez, compañero de Cámara de Beatriz Paredes Rangel y, por su puesto, de la alcaldesa capitalina, Anabell Ávalos Zempoalteca, contendientes ambos a la candidatura por el gobierno del estado. La segunda, no sólo por el PRI, sino incluso de Morena por la cercanía que tiene con el senador con licencia José Antonio Álvarez Lima, ahora director general en Canal 11.

¿Elucubraciones?, puede ser, pero de todo lo anterior hay sustento si se parte de los antecedentes político-laborales de todos estos personajes. Por eso el encuentro entre Beatriz Paredes y Marco Antonio Mena no hay que perderlo de vista el jueves próximo, como tampoco la actitud de Joel Molina y Anabell Ávalos. Son tiempos de especulación, es cierto, pero también de observación. Ahí estaremos.

Lineazo: Tal vez inmerecidas, pero un par de semanas por periodo vacacional siempre son necesarias. Agradezco a los lectores su comprensión y, por supuesto, la lectura en el regreso de este espacio.

error: Linea de Contraste