SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Morena y el cambio de su dirigencia

Antes de concluir el año, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) renovará su dirigencia nacional, hoy en manos de la siempre polémica Yeidckol Polevnsky, quien ya anunció que buscará su reelección como presidenta de lo que hoy por hoy es la primera fuerza política del país.

Si el dedo presidencial no mueve los hilos en la renovación, los grupos internos se mueven a su conveniencia y la militancia se pronuncia libremente, Polevnsky tendrá en el diputado federal Mario Delgado a un contrincante de respeto con posibilidades reales de ganar.

Para Tlaxcala es de importancia qué grupo ganará la presidencia de ese partido porque éste es el que influirá en la selección de candidatos en 2021, buscando ganar fuerza de cara a la renovación presidencial en 2024.

Si las cosas van como hasta ahora, Mario Delgado estará respaldado por dos políticos de mucho peso dentro de Morena: el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y el coordinador de este partido en el Senado de la República, Ricardo Monreal. Así que, en esa tesitura, los grupos políticos en Tlaxcala ya se mueven en sus respaldos.

Es claro que los senadores Joel Molina y Ana Lilia Rivera, además del director de Canal 11, José Antonio Álvarez Lima, darán su apoyo a Mario Delgado. A este grupo se le sumará la diputada federal Claudia Pérez. Los primeros buscarán ganar la candidatura del gobierno del estado, mientras que la segunda hará lo propio pero para la presidencia municipal de Tlaxcala.

En respaldo de Yeidckol Polevnsky estarán la delegada federal Lorena Cuéllar Cisneros  y sus huestes, dentro de las cuales se encuentra el diputado federal Rubén Terán Águila. El objetivo, por supuesto, es también obtener la candidatura al gobierno estatal por parte de Cuéllar Cisneros, en lo que seguramente será su última oportunidad para alcanzar la postulación y el triunfo electoral en 2021.

Ambos grupos no la tienen fácil. Por eso se mueven internamente buscando el mayor respaldo de la militancia, pero también con la mira de posicionarse externamente a través de alianzas estratégicas con grupos de otros partidos políticos, entre los cuales se encuentran aquellos con los que se aliaron en 2018, Encuentro Social (PES)y del Trabajo (PT), cuyos dirigentes también tienen su propio juego.

José Luis Garrido Cruz, por ejemplo, busca su reelección como dirigente estatal del PEST, desde donde respaldaría en 2021 a Lorena Cuéllar. No es el caso del PT, donde el diputado federal Silvano Garay Ulloa, le juega las contrarias a la delegada federal buscando una candidatura alterna que no necesariamente provendría del Congreso de la Unión, sino de quien hoy ocupa la presidencia municipal de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca.

Como puede verse, todo inicia con la renovación de la dirigencia nacional de Morena. Y en Tlaxcala, al igual que ya sucede en las 14 entidades federativas donde habrá elecciones en 2021, los grupos internos ya se mueven con fuerza  para ganar posiciones. Y no es para menos, la disputa es por el poder.

Lineazo: si no hay sorpresas, Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador con licencia de Campeche, se convertirá en el nuevo dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Ya veremos qué repercusiones tiene para Tlaxcala y, con ello, la definición del candidato oficial a la gubernatura en 2021.

error: Linea de Contraste