Resumen

SOCIOLOGIZANDO Por CLAUDIO CIRIO ROMERO

En esta ocasión Claudio Cirio Romero aborda en esta ocasión el tema de la Uatx en tiempos de MORENA

Augusto Comte y el ajedrez

Hemos celebrado ayer, la cuarta edición del torneo de ajedrez #AugustoComte, con el que desde hace once años honramos al fundador del positivismo y la #Sociología.  Aquella ocasión primera, en el marco de los 30 años de este programa educativo en nuestra #UniversidadAutónomaDeTlaxcala.

Nada práctico en la vida de Comte lo relaciona con el juego del ajedrez, hasta donde tengo entendido.  Denominar así al torneo no tiene otra explicación más que lo discrecional y fortuito.  Aunque escarbando en la reflexión que sobre él hace Francis Sidney Marvin, en su libro Comte; the founder of sociology (Fondo de Cultura Económica, México 1978) así como en nuestra propia formación sociológica, podemos decir que no se equivocan aquellos que han llegado a definir al ajedrez, como un #DeporteCiencia.

En principio porque quizá debe ser el deporte en el que más se utiliza la mente para practicarlo.  Afirma Sidney Marvin que “La psique del hombre, como todo cuanto de humano posee, es al mismo tiempo, ipso facto, social.”  Por lo tanto desde el pensamiento comtiano, “La evolución de la ciencia es el curso que ha tomado la psique en su orientación más abstracta, más puramente mental y más claramente progresista.”

Así es como surgió en nuestra escuela hace diez años el Club de Ajedrez #Troya64, que organiza el torneo mencionado.  Entonces se pensó en la mítica ciudad homérica, sintetizada en los sesenta y cuatro escaques que conforman el tablero de ajedrez, como ejemplo de la sociedad, objeto de estudio de trabajadores sociales, sociólogos y psicólogos que se forman ahí.

Nada fácil ha sido mantener vivo el club.  De hecho hace casi tres años que apenas lo hemos empezado a revivir gracias al apoyo de nuestro actual director de Facultad, el maestro Jorge Mario Galán.  Pero este renacer ha sido muy importante puesto que en él hemos creado un segundo torneo, este interno, denominado #WihelmWundt, en honor al fundador de la psicología clínica.

Viendo entonces en el ajedrez lo que de #Ciencia pudiera tener, es decir como desarrollo individual y colectivo de los humanos, parece que logramos justificar, sin necesidad de ello, el nombre de nuestro torneo.  Pero eso no importa, lo que sí importa es cómo la práctica del ajedrez ayuda a las personas a tener un pensamiento más orientado a las explicaciones positivista de las cosas.

Hay que recordar, y compartir para los que no lo saben, que uno de los paradigmas centrales del pensamiento comtiano es el de la llamada #LeyDeLosTresEstados.  Según el pensador francés, la #Humanidad habría pasado por tres estadios de progreso a saber: el #Teológico en el que las explicaciones son fundamentalmente basadas en designios de los dioses, el #Metafísico, en el que ello se atribuye a entidades abstractas como la naturaleza y; finalmente el #Positivo en el que las explicaciones son dadas por las ciencias.

Así el ajedrez podría ser adoptado como el juego más positivista de todos, puesto que los triunfos y las derrotas que se manifiestan en esos 32 cuadros blancos y 32 cuadros negros, no pueden atribuirse a Dios o a la suerte (ni siquiera en el sorteo de jugar con piezas blancas o negras); sino al pensamiento positivista es decir científico que logre desarrollar un jugador.  Ser positivo aquí no es una actitud emocional, sino un comportamiento racional basado en lo que sabemos, no en lo que creemos.  Quien logra aplicar el jaque mate no es por tanto el que tiene fortuna o es más querido por los dioses, sino el que, casi siempre, sabe más de la teoría del ajedrez y la aplica coyunturalmente de buena manera.

Y esto así ha quedado demostrado en nuestro venturoso IV Torneo de Ajedrez Augusto Comte.  Los triunfadores han sido los mejores que se han presentado a él, no sólo porque lo han ganado, sino porque su trayectoria ajedrecística así es evidenciada.  Un Maestro Internacional (IM), Florentino Garmendez ha ocupado el primer lugar y un Maestro FIDE (FM), Carlos Garmendez el segundo.  El tercer lugar ha tenido que dirimirse entre cinco jugadores con un ranking de entre los 1000 y 2000 puntos de #Elo, resultando en esa posición el poblano David Ávila Miguel.

Tenemos un gran reto para el próximo año y pienso que los jóvenes de #Troya64 lo harán mejor.  Rafa, Nacho, Alejandro (Magnus), Samuel y otros son dignos sucesores de los que lo fundaron, Juan Pedro, Gustavo, Mauricio, Cristóbal Horacio, y de otros como Kuki o José Luis que le dieron continuidad.

Termina Sidney Marvin su libro sobre Comte con una frase que alumbra nuestro torneo de ajedrez, “Humanidad, Ciencia, Síntesis, Fe en el futuro: tal es el coro final, con la nota dominante de la Humanidad.”

e- mail: ccirior@yahoo.com.mx

twiter: @ccirior

">