SOCIOLOGIZANDO Por CLAUDIO CIRIO ROMERO - Linea de Contraste

SOCIOLOGIZANDO Por CLAUDIO CIRIO ROMERO

El mañanero Vs. la mañanera

#Brozo, el payaso tenebroso, nació en La caravana, programa de comedia que a finales de los ochenta del siglo pasado se transmitía por el canal 13, de la entonces empresa para estatal IMEVISION.

Sus adaptaciones irreverentes y jocosas por el doble sentido que les daba a los cuentos clásicos fueron un verdadero éxito.  “El soldadito de plomo” de Hans Christian Andersen  lo convirtió con enorme facilidad en “El soldadito del pomo”.  #VíctorTrujillo, el escritor y actor que personificaba a esta versión lumpen de un Bozo el payaso, difícilmente en esos días, pienso yo, vislumbraba en lo que su alter ego se llegaría a convertir.

Pasado el tiempo ese personaje se convirtió iniciado el siglo, con la alternancia en el poder presidencial, o sea con Vicente Fox, el líder de opinión más seguido por los mexicanos en la televisión, gracias a su programa #ElMañanero.  Una suerte de revista cómico-noticiosa que inició en un canal marginal (CNI Canal 40) pero que luego fue reclutado por #Televisa.

El éxito de Víctor Trujillo bajo el disfraz de Brozo estaba fincado en una producción televisiva muy ingeniosa (por ejemplo hacer que un reportero “El Capitán Guarniz” llegara a subir a la antena e informar la vialidad desde ahí), pero principalmente en la inteligencia de un hombre informado y con criterio propio; y que provocaba al extremo con su actitud misógina o machista.

Ello cambió, considero yo, cuando fallece su productora (junio de 2004), que era a la vez su esposa (ya pasado en marzo lo del polémico video de #Bejarano); lo que lo golpeó tanto que decidió colgar la peluca y en cierto modo deja salir a la luz a Víctor Trujillo como para hacerle el quite en el ámbito periodístico en el que ya se había ambientado.  Sin disfraz Víctor hará “El Cristal con que se mira” y “El notifiero”.  Para finalmente regresar en 2010 con “El mañanero”, no así con Brozo a quien ya había revivido para un programa en TV Azteca (2006) llamado “El circo de Brozo”, donde igual rescató a viejos personajes de La Caravana, como “La Beba Galván” y “El Charro Amarillo”.

Casi de memoria he realizado este resumen apretado para, desde la perspectiva sociológica, explicar(me), su evolución hasta llega a la actitud visceral que tiene, desde su programa transmitido ahora por internet y su cuenta de twitter (@brozoxmiswebs), contra el presidente #AndrésManuelLópezObrador y sus conferencias de prensa diarias, que popularmente llaman “las mañaneras”.

Conferencias que por cierto no son nuevas, ya que las realizó durante el tiempo que fue Jefe de Gobierno del entonces #DistritoFederal.  Incluso hasta cuando fue separado del cargo por su desafuero, entonces realizó algunas en un parque cerca de su departamento; y durante el periodo de transición en la que fue su casa de campaña.

En twitter le he comentado esa actitud casi senil e inexplicable porque llegué a considerarlo, sobre todo antes del 2006, como alguien honesto y progresista.  Me he ganado a pulso que me bloquee en ese #Microblogin de internet.  Pero es que desde el mismo 1 de julio del 2018, en una mesa de análisis, Brozo intentaba descalificar al hoy presidente diciendo, “¡Andrés es un necio!”, yo me molesto y suelto un “¡pinche payaso menso! mi padre a sus noventa años de edad sigue la escena y me dice, “el que no necea no gana”.

Brozo se equivoca garrafalmente. Desde luego que las conferencias del presidente no son montajes.  Son parte de una #PolíticaDeComunicación social propia, que hace a un lado a los dueños de los medios tradicionales de comunicación, no haciendo convenios con ellos y se enfrenta directamente con el ciudadano, a través de los reporteros.  Política que por cierto ya está publicada en el Diario Oficial de la Federación.

López Obrador comunica, y comunica bien, algo que no es muy valorado entre los políticos de profesión: su #Honestidad.

Dices #NIklasLuhman que la comunicación, o sea poner algo en común es un acto altamente improbable en la medida que se requieren tres elementos para que realmente ocurra: “información / darla-a-conocer / entenderla.”  Y con ello lograr lo realmente importante “comunicar sinceridad”.

El presidente lo logra con una inmensa mayoría de los mexicanos pese a la batalla ideológica que enfrenta.  Jorge Ramos, desde luego Brozo y otros se equivocan en querer descalificarlo “no aplaudiendo” dicen ellos “al poder”.

e- mail: ccirior@yahoo.com.mx

twiter: @ccirior

error: Linea de Contraste