SOCIOLOGIZANDO Por CLAUDIO CIRIO ROMERO - Linea de Contraste

SOCIOLOGIZANDO Por CLAUDIO CIRIO ROMERO

En esta ocasión Claudio Cirio Romero aborda en esta ocasión el tema de la Uatx en tiempos de MORENA

Las voces que no callaron…

Enfatiza Jaime A. Valverde Arciniega, casi al final de la introducción del libro cuyo título tomamos prestado para la sociologización de hoy que: “Digno es reconocer a los estudiantes del politécnico de 1968, quienes se destacaron por la lealtad a su causa y por su bravura…”

Y una de esas #Voces es precisamente la de David Vega Becerra, que está ahora ya plasmada en un libro, Una voz desde la masacre.  Escaramuzas del último orador en Tlatelolco 1968.  Libro que el propio Jaime Valverde y René Elizalde presentan hoy miércoles 31 de mayo a las 10:30 de la mañana en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, en el marco de los festejos por los #30AñosDeSociologíaEnTlaxcala, denominados “Miradas al conflicto y cambio social”.

En tal sentido es que nos apoyamos en ese libro de Valverde para enmarcar su visita a nuestra universidad.  Libro que además de ser una puntual crónica del movimiento estudiantil, que “nace en el IPN”, como dice él, resulta una rica opción visual al mostrarnos, “La gráfica del 68”, es decir una amplia muestra de las imágenes en carteles y volantes utilizados en la divulgación de la ideas del movimiento; además de la “Expo iconográfica”, que, señala “montó la Presidencia del Decanato y el Archivo Histórico del IPN, para conmemorar el 40 aniversario del movimiento estudiantil…”

Todo un homenaje resulta el libro a los politécnicos en esa gesta.  Destacando siempre a sus cuadros estudiantiles.  De ahí que a nosotros nos interese mostrar la presencia de David Vega en esta investigación.

Así en el apartado correspondiente al mes de octubre, denominado sin tapujos, “Terrorismo de Estado”  nos cuenta Valverde cómo el día primero de ese mes, en la tarde, en una asamblea  realizada en la explanada de Rectoría la madre de Lorenzo Ríos, estudiante politécnico asesinado en el Casco de Santo Tomás la madrugada del 24 de septiembre, “dijo que adoptaba como hijos suyos a todos los estudiantes universitarios y politécnicos.”

Al otro día por la tarde, permítanme la amplia cita: “David Vega Becerra de la ESIT entre otros planteamientos señaló que los presuntos representantes populares de ambas Cámaras debían se presionados para que atendieran los problemas del país, para ello propuso crear comités de lucha por colonia, como instrumentos de organización popular que obliguen a trabajar a los diputados y senadores en la solución de los problemas reales de sus representados.  Entre otras cosas, dio la bienvenida a los trabajadores ferrocarrileros a la vez que saludó su combatividad, ante la ya inminente revisión de contrato colectivo.  Analizaba la situación nacional, cuando los militares iniciaron la agresión contra la multitud, y una bala hizo blanco en la mano izquierda de Vega Becerra con la que sostenía el micrófono.”

La #Masacre del 2 de octubre en la Plaza de las tres culturas de #Tlatelolco.  Luego el peregrinar de los familiares para encontrar a sus familiares y amigos caídos ahí. Y la lucha era ahora por la liberación de los presos, con modalidades tan alternativas como la venta del “número dos del cancionero «El Intransigente», con canciones de Judith Reyes”, escuchen esta canción dedicada al propio #IPN, que en un verso casi al final dice: “Los que sobrevivimos para contar la historia / cantaremos la gloria del Politécnico”.

Y, nuevamente permítanme la cita: “…el Prof. David Vega Vázquez, padre de David Vega Becerra… inmediatamente después del dos de octubre se dio a la tarea de crear un Comité de Padres de Familia, para exigir la libertad de los estudiantes presos haciendo uso de los instrumentos jurídicos a su alcance, tarea que fructificará el 26 del mismo mes en que la PGR puso en libertad a 61 presos políticos, un día antes de la clausura de los Juegos Olímpicos.”

Seguro Jaime Valverde podrá compartirnos más sobre el acontecimiento que el próximo año cumplirá cincuenta y cuando ya algunos de sus líderes más conocidos como Raúl Álvarez Garín, Roberto Escudero o Luis González de Alba han fallecidos y otros como Marcelino Perelló parecen sufrir decrepitud política.

Pero otros como David se mantienen consecuentes en la lucha.  Dejo esta reflexión referenciando que en la página 220 del libro mencionado al principio en una lámina de la “Expo iconográfica” también mencionada, se ilustra  así: “Cuando David Vega hacia uso de la palabra.  De pronto se prenden luces de bengala que provienen de un helicóptero. Son la señal para que las fuerzas militares entren a la plaza haciendo fuego sobre la multitud.  Son las 18:10 horas del 2 de octubre de 1968.”

Pero eso, por muy cruel que haya sido, no calló todas las voces que entonces gritaban exigiendo justicia, hoy lo siguen haciendo y se han multiplicado en cada vejación sufrida en este casi medio siglo por el pueblo mexicano.

e- mail: ccirior@yahoo.com.mx

twiter: @ccirior

error: Linea de Contraste