Resumen

Temen imposición en renovación de la CANACO Chiautempan

No hay información clara de la convocatoria y de cómo se llevará a cabo la asamblea de elección.

Tlaxcala, Tlax, a 29 de marzo de 2017 (Gerardo Santillán).- En el proceso de renovación de la Presidencia de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) Región Centro Sur con sede en Chiautempan, aspirantes temen que haya una imposición por parte del actual dirigente que a través de su sobrina pretendería mantener el control.

La incertidumbre es que a más tardar el último día de marzo se tiene que llevar a cabo la renovación según los estatutos, pero hasta este miércoles no se había hecho pública convocatoria alguna, lo que llevó a uno de los aspirantes a advertir un método fraudulento.

Aun con eso, este día la Dirección de la CANACO Chiautempan registró a dos de las planillas que exigieron información clara y certera de cuándo y cómo se realizará la elección, toda vez que no descartaron la realización de una asamblea externa con el fin de “madrugarlos”.

Una de las planillas está presidida por Eduardo Herman y sus consejeros, mientras que la otra se inscribió solo por candidatos a consejeros entre ellos Oscar Ulises Huerta Martínez y Rafael Lima.

En la sede de la CANACO sarapera, Herman advirtió que habría otra que encabezaría una sobrina del actual Presidente de la CANACO sarapera, Héctor Mejía Maldonado, a través de quien pretendería mantener el control de esa representación y, por ende, coordinar y disponer de los diferentes programas de apoyo a comerciantes y emprendedores.

La Dirección de la CANACO justificó que los estatutos establecen que una planilla se puede registrar sin especificar quién va como Presidente, pues los socios eligen primero en asamblea a los Consejeros y luego ellos a su vez al Presidente. Hasta el mediodía de hoy, el dirigente en funciones no se encontraba en las instalaciones.

Según Eduardo Herman, los indicios indican que Mejía Maldonado esconde información porque hasta este miércoles no ha hecho pública la convocatoria, así que en compañía de los integrantes de las dos planillas se mantendrían en la sede de la CANACO en la zona de Tepetlapa hasta que haya certidumbre del procedimiento.

La participación de asambleístas depende de cuántos socios lleguen a la convocatoria, pero el temor de algunos socios es que los “madruguen” y se lleva a cabo la Asamblea en un lugar externo para imponer a una persona a modo, pero en todo caso esa fórmula no sería válida.

">