Resumen

Tendrán Santos Niños Mártires de Tlaxcala lugar de veneración en Nueva York

Comunidad mexicana en la “capital mundial” se organizó para contar con una imagen para mostrar su devoción; el Obispo Julio César Salcedo Aquino, bendijo este martes una pintura al óleo.

Tlaxcala, Tlax, a 21 de febrero de 2018 (Gerardo Santillán).- El Obispo de Tlaxcala, Julio César Salcedo Aquino, bendijo el martes una pintura al óleo de los Santos Niños Mártires Cristóbal, Antonio y Juan, la cual será enviada a la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, donde será destinada a un adoratorio exclusivo de los Protomártires de América.

La obra, de la autoría del reconocido pintor Armando Ahuatzi, llegará el 23 de febrero a la llamada “capital mundial” donde la recibirá el Arzobispo neoyorkino Timothy Michael Dolan, quien definirá el templo católico donde se instalará el nicho.

Fueron organizaciones de migrantes tlaxcaltecas en la Unión Americana, quienes hicieron la gestión para que los niños santos puedan llegar a una de las ciudades más importantes del orbe, donde se prevé que la comunidad mexicana organice celebraciones para pedir por la protección de menores de edad y jóvenes indocumentados, informó el líder juvenil Rafael Salas Vázquez, quien fungió como enlace con la Diócesis de Tlaxcala.

Salcedo Aquino destacó la relevancia para la iglesia católica en general y en particular de esta entidad, el hecho de que los Santos Niños Mártires llamen la devoción de los connacionales que se encuentran al otro lado de la frontera norte de México, por lo que una vez que el Cardenal Dolan determine el lugar del adoratorio, se concretará una obra de alta importancia.

En entrevista, Salas Vázquez aseveró que la comunidad mexicana en Nueva York manifestó su deseo de tener una imagen para dedicar oraciones en favor de sus menores hijos y de las familias en general.

“Así fue como nació la idea de llevar una pintura de los Niños Mártires de Tlaxcala a una iglesia en los Estados Unidos, luego de que el Papa Francisco aprobara el año pasado el decretó  su canonización desde Roma y que se recibe para los católicos como un regalo para México después de 500 años”, explicó.

">