TODO ES TORO Por ALEJANDRO TAMAYO HERNÁNDEZ - Linea de Contraste

TODO ES TORO Por ALEJANDRO TAMAYO HERNÁNDEZ

Alejandro Tamayo Hernández en su columna Todo es Toro, nos habla sobre las actividades taurinas para los festejos de la Feria Tlaxcala 2018

Como a todos la noticia de la muerte de Iván Fandiño Barros me tomo por sorpresa; una vez más la tauromaquia nos recuerda que el actor principal, el enemigo a vencer es el toro, que los toros dan cornadas y las mismas pueden ser mortales.

En redes sociales se ha desatado todo un sinfín de comentarios, al inicio de escepticismo no lo podían aceptar, después el como había ocurrido, que había pasado, y con ello el interés de taurinos de enterarse bien como  había sucedido, a través de fotos y video, y del otro lado el interés del morbo de los no taurinos. A partir de aquí se da de nueva cuenta un debate, entre quienes consideran que dichas imágenes no deben mostrase por respeto al Torero fallecido y a su familia; y los que lo toman como una parte de la Tauromaquia misma.

A los primeros solo puedo decirles que ese tipo de imágenes se han dado desde que algún fotógrafo acudió a tomar imágenes de las corridas, y de una u otra forma son parte de la historia del toreo, en el Museo Taurino de Huamantla podemos encontrar algunas de ellas alguna con el torero con los intestinos de fuera, otras todo un mundo de gente sin la más mínima asepsia en la enfermaría a punto de que los médicos inicien una cirugía, y alguna otra el torero tendido en la plancha recién fallecido y aun sin que le cierren los ojos; son imágenes que han quedado para la posteridad y que van a seguir tomándose, sin solo se trata de un revolcón o de una cornada sin trascendencia, tal vez nunca se difundan, en casos como este inevitablemente verán la luz.

Si bien ha quedado establecido que la cornada era mortal de necesidad coloquialmente hablando, y que fue recibido en la enfermería; para luego ser trasladado al hospital donde fallece; queda recordar que en la actualidad aún muchas plazas de toros de la república mexicana no cuentan con una enfermería, y que se hace necesario el que cuenten todas las plazas del país con la misma para una primera atención y estabilización de toreros, subalternos o cualquier lesionado en una plaza de toros y posterior traslado a algún hospital, o sea atendida solamente en enfermería si la lesión es menor.

Uno no acude a la plaza de toros a ver morir o ser lesionado un torero o actuante del ruedo, acude uno a ver el arte con que el torero engaña a su enemigo y triunfa sobre de él; pero la figura principal de una corrida de toros, es el toro y es bravo y peligroso, y nos hace recordar que algunas veces el ruedo de tiñe de rojo con la sangre del torero.

Elevemos una oración por el Matador Iván Fandiño Barros y por todos los toreros, banderilleros, picadores, mozos de espada, en fin todo actuante que ha fallecido en el ruedo.

 

 

 

 

error: Linea de Contraste