Resumen

Traumatismo, envenenamientos e intoxicaciones, los percances más comunes en vacaciones

Junto con los ahogamientos al acudir a nadar, por lo que el IMSS hace recomendaciones.

Tlaxcala, Tlax, a 20 de junio de 2017 (Gerardo Santillán).- Los traumatismos, los envenenamientos, las intoxicaciones y los ahogamientos, son los percances más comunes que ocurren durante la temporada vacacional tanto dentro como fuera del hogar, siendo los menores de entre tres y 12 años de edad los más propensos a sufrir alguna eventualidad.

Por lo anterior, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitió una serie de recomendaciones para evitar accidentes que pongan en riesgo al niño o niña y que pueda alcanzar a más integrantes de una familia.

Con base en información oficial, el IMSS pidió primero que nada a los padres no descuidar a sus hijos, verificar junto con ellos el uso de estufas y otros aparatos eléctricos, mantener lejos las sustancias tóxicas como aguarrás, thinner u otros solventes porque por su parecido al agua pueden ser ingeridas.

Por eso, junto con los medicamentos, ese tipo de artículos deben estar debidamente marcados para que todos los puedan identificar.

La pediatra supervisora de Hospitales del IMSS en Tlaxcala, Isabel Vázquez Tejeda, explicó que las caídas son muy frecuentes y pueden resultar muy peligrosas al provocar un accidente grave, como traumatismo craneoencefálico.

De igual modo, llegan a sufrir caídas de altura, es decir, desde la azotea de la casa o edificio en el que se encuentren, porque no hay supervisión de los padres o de quien esté a cargo.

Otro tipo de accidente que se observan en la casa durante la época de calor es el ahogamiento o semiahogamiento por sumersión o hundirse en agua, pero también las quemaduras por rayos del sol pueden darse en balnearios ante la exposición prolongada.

También es recomendable sellar con cinta adhesiva las llaves de paso del gas para evitar que los menores jueguen con ellas y las dejen abiertas; no dejar a su alcance cubetas o utensilios que puedan ocupar, como tinas o albercas, para evitar que se ahoguen.

Por lo demás, también se debe tener precaución el consumir alimentos en la vía pública porque están expuestos a los elementos y no se conoce el cuidado de su preparación.