Resumen

Urge nuevamente líder transportista apoyo de autoridades para evitar atracos

De la organización por la Defensa del Transporte Público, su líder Luis Texis asegura que en lo que va del año les han robado 20 unidades, la mayoría todavía en etapa de financiamiento.

Tlaxcala, Tlax, a 19 de abril de 2017 (Gerardo Santillán).- El líder de la Defensa del Trasporte Público de Pasajeros del Estado, Luis Texis Hernández, urgió a las autoridades estatales implementar estrategias para detener los robos de unidades y atracos a conductores, pues muchas de esas camionetas ni siquiera han terminado de ser pagadas por los permisionarios en el sistema de financiamiento contratado.

En entrevista la víspera, previó a solicitar una audiencia con la Secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela, Texis Hernández señaló que en lo que va del año dentro de la organización que representa han robado 20 vehículos, pero de otras líneas de diferentes rutas los atracos también han sido numerosos.

Enfatizó que ese delito no solo ha afectado a los concesionarios, sino a los propios pasajeros cuyas integridades físicas se ponen en riesgo cuando los ladrones operan, pues siempre están expuestos a que les roben sus pertenencias o que resulten atacados.

De paso, las actividades de los prestadores del servicio han sufrido un descalabro porque no solo se ven impedidos para seguir trabajando, sino que son la mayoría de automotores los que no cuentan con seguros de cobertura amplia y así no  pueden recuperar su medio de subsistencia.

De manera particular, el líder transportista mencionó que la Defensa del Transporte requiere de mayor vigilancia por parte de la Comisión Estatal de Seguridad en rutas que cruzan por los municipios de Chiautempan, Contla, Nativitas, Apizaco y Zacatelco, por citar algunas comunas donde los chóferes y hasta usuarios han sido víctimas de los delincuentes.

Luis Texis reconoció que las unidades que representa solo operan con el seguro del viajero y no de cobertura amplia ante un robo, pues resulta difícil sostenerlo financieramente porque se tienen que costear otros insumos como el combustible, las refacciones y los servicios de las camionetas, lo cual representa un gasto alto.