Resumen

Urgente aprovechar programas de reforma educativa para evitar cobros cuotas en escuelas

Corona Pérez  pidió a los padres de familia  aprovechar todos los programas,  entre ellos escuelas al CIEN.

Tlaxcala, Tlax a 16 de julio de 2017 (Mauricio Islas).- Para evitar el cobro de cuotas escolares, presidente de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la 62 Legislatura, J. Carmen Corona Pérez  pidió a los padres de familia de las más de mil 200 escuelas en Tlaxcala aprovechar los programas que ofrece la Reforma Educativa, entre ellos escuelas al CIEN.

Expuso que para mejorar las condiciones de los planteles se requiere de la gestión a través de los Consejos  de Participación Social, que vaya más allá de una solicitud de apoyo a los alcaldes o diputados.

“Las cooperaciones tienen que regularse, pero obviamente que las necesidades de una escuela, las condiciones socioeconómicas por la ubicación geográficas de las mismas no son las mismas y en nuestro estado se nota mucho, pero hay que poner un alto y que esa autonomía de gestión que otorga el nuevo modelo educativo se ajuste a los esquemas que estamos hablando, no para pedirle al Gobierno, diputados o al presidente municipal, sino incorporarse a los diferentes programas que existen, es decir que haya más gestión y por el otro lado que se haga la gestión a través de los Consejos de participación ciudadana”, explicó.

Incluso, dijo que a través de los Consejos de Participación Social en la Educación se puede recurrir al sector privado, toda vez que algunas empresas, a través de fundaciones o fideicomisos, apoyan al sector educativo.

“Existen empresas que también generan fideicomisos para poder apoyarles, solo de esa manera podemos eliminar elementos que contribuyen a otro tipo de vicios como las cooperativas escolares, cooperaciones de los padres de familia”.

A más de lo anterior, el diputado del Partido Nueva Alianza (PANAL), expuso que el programa escuelas al CIEN  busca el mejoramiento de las instituciones educativas, pero para su puesta en marcha se requiere de la colaboración de padres de familia y directivos, además de que la situación precaria de  la económica de las familias debe frenar el cobro de cuotas.