Resumen

Viajan tlaxcaltecas a diario en unidades de pasajeros inseguras

La camioneta Nissan Urvan no se puede vender ni en el País de donde tiene origen la armadora; en México es de uso corriente.

Tlaxcala, Tlax, a 16 de febrero de 2018 (Gerardo Santillán).- Concesionarios del transporte público de pasajeros del Estado, utilizan camionetas tan inseguras que su venta está prohibida en Estados Unidos, Países de Europa e incluso en Japón, nación de origen de la compañía armadora.

Se trata de la Nissan Urvan, un vehículo que “no cuenta con Sistema Electrónico de Estabilidad (ESC), que es un requerimiento para todos los vehículos en EE UU, la Unión Europea, Japón, Canadá, entre otros países. Las volcaduras en vehículos de este tipo pueden reducirse hasta en un 74 por ciento cuando cuentan con este sistema”, señala El Poder del Consumidor.

A propósito del reciente accidente que sufrió la comitiva en que viajaba la precandidata independiente a la Presidencia de la República, María de Jesús Patricio Martínez, al volcarse su camioneta Urvan en una carretera de Baja California Sur, la organización sin fines de lucro que trabaja en defensa de los derechos del consumidor, publicó un artículo donde advierte de que ese vehículo no es confiable y pone en riesgo a quienes la utilizan.

En Tlaxcala, a su vez, cientos de permisionarios de transporte público se han decantado desde hace años por adquirir y utilizar esa marca para proveer el servicio de pasajeros en todas las rutas que hay en la entidad.

De hecho, las dos marcas que más se pueden observar circular en las calles son la Toyota Hiace y la Nissan Urvan, dado que además el financiamiento para adquirir alguna de ellas resulta relativamente más accesible para los transportistas.

En concreto, El Poder del Consumidor recalca que las Urvan pueden llevar hasta 15 pasajeros “sin seguridad vehicular alguna”, pues hay versiones que no cuentan con frenos ABS, no cuentan con bolsas de aire y sin cinturones de seguridad, aunque en el caso del transporte público estos no son necesarios por los ascensos y descensos continuos.

“Se debe decir que la norma vigente en materia de seguridad vehicular, NOM 194, es tan laxa que permite este tipo de situaciones, a pesar de que tanto la Secretaría de Salud y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes han solicitado a la Secretaría de Economía una norma que incluya estos sistemas en todos los autos nuevos vendidos en México”, agregó.

">