Resumen

VUELVEN A ENCENDER LA LLAMA… DEL ENCONO Por GERARDO SANTILLÁN

En este nuevo espacio de opinión denominado De Coyuntura, el periodista Gerardo Santillán habla sobre el cómo el Gobernador Marco Mena y AMLO pintaron sus rayas a propósito de la visita que el Presidente Electo hizo a Tlaxcala

Los emprendedores que lanzaron la aplicación de PRONTO, plataforma electrónica de servicio de transporte privado de personas, y los trabajadores del volante del gremio de los taxistas en Tlaxcala, volvieron a encender la llama del encono la semana pasada.

Después de un periodo de aparente tranquilidad, los taxistas de varios municipios se manifestaron en la alcaldía de Tlaxcala Capital una vez más inconformes por lo que consideran una competencia desleal por parte de PRONTO, además de remarcar que su operación se encuentra fuera de la Ley de Transporte para el Estado.

En su enojo, le tendieron trampa a uno de los conductores de la plataforma a quien llamaron para, literalmente, emboscarlo en pleno Centro Histórico capitalino, agredirlo, incluso amenazarlo y causarle algunos daños al vehículo, sin que nadie hasta el momento haya salido como responsable.

Del otro lado, los “prontistas” revivieron su petición al Congreso local para que legisle en materia de transporte y permita su participación en el mercado con una nueva modalidad que ya demandan los ciudadanos, para lo cual entregaron sendas firmas ciudadanas físicas y electrónicas para hacer ver que cuentan con el respaldo de las personas.

Y cual si fuera un reto, el sábado se organizaron una marcha por las principales calles de Tlaxcala para demostrar “músculo” y que seguirán adelante pese a quien le pese.

Lo cierto es que es necesario que la autoridad competente actúe ya sin tardanza, pues tanto la SECTE como el Congreso saben que urge un ordenamiento moderno en la materia para responder a las nuevas necesidades de movilidad de los tlaxcaltecas. Si se presumen inversiones importantes para el Estado y lo que se tiene en proyectos, el servicio de transporte no se puede quedar atrás.

Eso sí, debe garantizar un equilibrio que permita la sana competencia entre los servicios disponibles de transporte, los cuales dejen satisfechos a los clientes, que es el principal objetivo, pero que representen también un área de oportunidad y subsistencia para los competidores.

Desafortunadamente es muy seguro que por lo menos en tres meses no haya movimiento alguno en ese sentido. Las elecciones aletargarán ese asunto que no es prioridad para los congresistas que quedan y tampoco para el Ejecutivo, asó que deben tomar previsiones para que el encono que traen por ahora ambas partes no se salga de control y hablemos después de algún saldo desagradable.

De ocasión…

Aprovecho desde aquí para enviar un muy fuerte abrazo al director de esta empresa periodística en línea, Juan Ramón Nava, deseándole una pronta recuperación al 100 por ciento para retomar el barco que gracias a él ha sido posible mantener no a flote, sino con rumbo fijo. Sé de su fortaleza y saldrá adelante.