Resumen

ANÁLISIS EN CONTRASTE Por IRAÍS CABRERA BRIZ

MUJER Y DERECHO

Perspectiva de género el camino a la igualdad

Desde que somos pequeñitos crecemos con la construcción que existe lo femenino y lo masculino, lo cual se enseña como parte de nuestra cultura en cada generación, adoptando así labores y roles de conformidad a lo que esta sociedad ha establecido como actividades inherentes a las mujeres y a los hombres, pues incluso se ha afirmado que son propias de nuestra naturaleza como seres humanos, pues basta ver en la calle a la gran mayoría de las féminas haciéndose responsable de la crianza de los hijos, yendo a los establecimientos a adquirir productos de la canasta básica para su posterior elaboración, realizando labores domésticas y además desarrollándose profesionalmente en las diversas carreras que existen.  Y no es que sean actividades encomendadas exclusivamente a las mujeres, si no que histórica y culturalmente se ha educado de esa forma en donde el papel que desempeña el varón es el de proveedor de la casa y que cuando es un infante no puede jugar con muñecas pues no son propias de su género. Situaciones que se acrecientan en la vida en común durante la vigencia de un concubinato o un matrimonio, así como en las relaciones familiares, de escuela o de trabajo, puesto que en muchas ocasiones se traducen en violencia física, psicológica, sexual y económica.

 Por ello a fin de no acrecentar aún más las desventajas que existen histórica y culturalmente entre hombres y mujeres, al momento de legislar y de aplicar en los diferentes asuntos jurisdiccionales, surge así el concepto de PERSPECTIVA DE GÉNERO como herramienta para otorgar a hombres y mujeres una mayor protección real y efectiva del Estado en consonancia con las particularidades del individuo, creando para ello el marco jurídico como instrumento de protección que debe incluir políticas de prevención, así como la obligación de investigar e impartir justicia y sancionar, puesto que de no hacerlo vulnera el derecho de acceso a la justicia libre de violencia y discriminación.

Recordemos que en asuntos de violencia intrafamiliar la mayor parte de las víctimas son mujeres, a las cuales les afectan otros factores como son: codependencia, el temor a denunciar y una vez interpuesta otorgan el perdón ante las desventajas en las que se encuentra, ocasionando con ello que las conductas sigan reiterándose. Por ello a fin de tratar de salvaguardar a las mujeres que se encuentran en dicha desventaja los juzgadores aplicarán la perspectiva de generó de oficio con el objetivo de que prevalezca el derecho humano a la igualdad y como ya dijimos a una vida libre de violencia y discriminación por razón de género.

 Igualmente, se aplicará la perspectiva de género cuando el juzgador al momento de conocer de un asunto en materia laboral, en el  cual intervenga una trabajadora que no realizó diversas actividades encomendadas por el patrón las cuales son contrarias a sus convicciones, preferencias o valores puesto que le ocasionarían un menoscabo o consecuencias desfavorable, siempre que sean distintas a para las cuales se les contrato, se deberá aplicar la perspectiva de género y por tanto dar la protección a la trabajadora.

Como hemos podido apreciar el concepto de perspectiva de género parte del derecho humano fundamental de igualdad y el fin es salvaguardarlo por los diferentes actores jurisdiccionales al momento de procurar e impartir justicia sin que parar ello sea necesario que sea a petición de parte. Empero de nada sirve juzgar con perspectiva de género como herramienta para lograr la igualdad entre el hombre y la mujer, si nuestra educación, cultura e historia no son modificados

">