El Zapata por la puerta grande, triunfo valiente del tlaxcalteca - Linea de Contraste

El Zapata por la puerta grande, triunfo valiente del tlaxcalteca

El toro «Gitano», brindado a la presidenta municipal de Tlaxcala  Anabell Ávalos, le da el triunfo en la Monumental Plaza de Toros México.

«El Zapata» cortó tres orejas, Jerónimo una, Mendoza dejó gran sabor de boca y los toros de Pozo Hondo dieron buena nota en general.

Ciudad de México a 12 de enero del 2020 (Marco González).- Se lidiaron toros de Pozo Hondo, propiedad de Doña Ana María Rivero Llaguno y Don Ramiro Alatorre, bien presentados, mansos y con una tersa casta.

Monumental Plaza de Toros México:

Uriel Moreno El Zapata: Oreja y dos orejas.

Jerónimo: Oreja y silencio tras aviso.

Antonio Mendoza: Vuelta y silencio.

Gran toreo  al  cubrir los tres tercios en ambos toros de su lote. Así, Uriel Moreno El Zapata se elevó como el triunfador de la decimosegunda corrida de la Temporada Grande en la plaza México tras cortar tres orejas.

Abrió plaza ante ‘Señorito’, un enrazado burel con el que lanceó variado y realizó un espectacular quite; cubrió el segundo tercio fiel a su estilo con un cuarteo por pitón derecho, al violín y el par de kalafia para luego hilvanar pases por el lado derecho, más ceñido y templado al natural, una vitolina para alternar los lados y dejar en la suerte suprema una estocada entera y ligeramente desprendida que le valió el primer apéndice de la tarde

Ante su segundo, ‘Gitano’, bravo y encastado también de Pozo Hondo, recibió con una larga cambiada de rodillas, a la verónica y realizó otro vistoso quite; cubrió de nueva cuenta el tercio de banderillas con la diferencia de hacerlo en un tiempo los tres pares y exponiendo mucho por lo que le sonaron la diana y el público lo invitó a dar la vuelta al ruedo.

Ya con la muleta en la mano inició con estatuarios en los tercios, una serie por el lado derecho que repitió para seguir con un par de dosantinas, cambiados por la espalda y al natural, trasteo que coronó de certero estoconazo que le rindió las dos orejas que le otorgaron tras la fuerte petición en los tendidos.

Tras parear espléndidamente al cuarto toro -segundo de su lote- Uriel Moreno El Zapata fue invitado por el respetable a dar vuelta triunfal.

La alcalde  de Tlaxcala  Anabell Ávalos  Zempoalteca en sus redes sociales  felicitó al matador  y  agradeció el brindis  realizado  en la plaza de toros

Gracias matador Uriel Moreno El Zapata, me llena de emoción y honor que me hayas dedicado el brindis del toro Gitano, al que le cortaste dos orejas por la extraordinaria faena realizada esta tarde en la temporada grande de la Monumental Plaza México donde demostraste lo grande que eres, estamos orgullosos de ti #ElZapata #Tlaxcala

Por su parte, Jerónimo recibió a ‘Barba azul’ con afarolados, lanceó a la verónica y su quite fue por chicuelinas. Porfió para lograr la serie por el lado derecho y con base en la paciencia y tesón le extrajo un par de tandas por el lado izquierdo a su enemigo que resultaron magistrales y llenas de temple. Se le fue la mano abajo en la estocada pero la petición mayoritaria le valió una oreja.

Con su segundo, ‘Porrista’ de nombre y sin clase en su juego, estuvo tesonero y lidiador para escuchar palmas tras un aviso. Christian Sánchez saludó en el tercio tras colocar dos pares de banderillas con mucha exposición.

El joven Antonio Mendoza enfrentó a un bello toro de nombre ‘Traguito’, un berrendo de excelente lámina y buen juego con el que sobresalió en los estatuarios, tres series templadas por el lado derecho, las dosantinas y tanda de manoletinas como colofón. Sin embargo, mató al tercer intento y dio vuelta al ruedo.

Ante el cierra plaza, el diestro capitalino avecindado en Michoacán lidió un burel aplomado que no se prestó para el lucimiento y con base en la voluntad, logró un par de ayudados por alto y algunos pases aislados para escuchar palmas al término de su labor.

El también tlaxcalteca Jerónimo cortó una oreja al segundo del festejo, gracias a que aprovechó tres tardas con temple al natural, que fueron los muertazos más destacados del festejo. Con su segundo, el lunar del encierro de Pozohondo, para ser silenciado tras un aviso.

El michoacano Antonio Mendoza mostró una sólida tauromaquia con su primer enemigo. Desafortunadamente pinchó su faena y dejó escapar una oreja. Con su segundo, estuvo muy voluntarioso, pero no tuvo animal para triunfar, fue silenciado.

Tras cortar tres orejas, El Zapata, fue conducido por los aficionados en hombros a rebasar la puerta grande, la Puerta el Encierro; una vez rebasado el umbral de la gloria, le han llevado hasta el hotel pasando por el Eje 6 Sur Ángel Urraza y por la interminable Avenida de los Insurgentes Sur.

 

error: Linea de Contraste