DE CONYUNTURA Por GERARDO SANTILLÁN - Linea de Contraste

DE CONYUNTURA Por GERARDO SANTILLÁN

Daños estructurales

Cuando en noviembre de 2017, el Gobernador Marco Mena presentó el proyecto de remodelación del emblemático estadio Tlahuicole de la capital del Estado de Tlaxcala, afirmó que ese inmueble daría la oportunidad de ser uno de los más atractivos, más competitivos y permitiría generar mayor flujo económico, no solamente para la ciudad, sino para todo el Estado.

También expresó que permitirá desarrollar no solamente actividades deportivas sino también artísticas y culturales, que presente mayor rango de posibilidades de oportunidades principalmente económicas.

Al inaugurarse de forma magna el pasado mes de diciembre de 2019 con un concierto del cantante tlaxcalteca, Carlos Rivera, al que ingresaron 10 mil personas, ya se pudo observar en todo su esplendor su grada poniente, instalación de protecciones, herrería, alumbrado y pasto natural, entre otros servicios.

Por lo tanto, me llamó la atención que el grupo empresarial LOPART no pueda presentar el concierto de la mítica banda mexicana de rock, Caifanes, anunciado para el 8 de marzo, en el mismo estadio Tlahuicole, sino que lo trasladará al recinto ferial, donde esperan la llegada de 8 mil fanáticos.

Sin duda era otra enorme oportunidad para proyectar lo que se desea del coloso de la avenida Guillermo Valle, pero de Tlaxcala en general por contar con un espacio idóneo para un espectáculo de esa naturaleza, “mil por ciento confirmado”, según los organizadores.

Por lo tanto, en la rueda de medios para presentar ese concierto realizada el lunes 3 de febrero pasado, no es menor relevancia rescatar las declaraciones oficiales de los empresarios, entre ellos Nataly Méndez, Directora de Comunicación y RP; Jessica Montiel, Productora Comercial; y los Ejecutivos Comerciales, Josué Grande y Thalía Sánchez, sobre que aunque el Tlahuicole ya estaba apalabrado con las autoridades estatales, al final les dieron la negativa porque el inmueble “no estaba en condiciones”.

Empero, más en corto, dejaron entrever que la verdadera razón es que esas “condiciones” podrían tener que ver con alguna falla en alguna parte de la nueva estructura del estadio, que se habrían detectado luego del concierto inaugural de Rivera, pues la nueva grada lució cuasi atascada.

De ser real esa conjetura, sería por demás grave que el nuevo estadio, una de las obras magnas y más representativas del actual Gobierno del Estado, no haya aguantado su primera prueba y más aún porque reflejaría la calidad de los trabajos. Aclaro, no es afirmación ni mucho menos deseo, pero ¿por qué no llevar otro importante y destacado concierto al Tlahuicole?

De ocasión…

Sin duda la propuesta del Presidente AMLO de que para el próximo ciclo escolar se eliminen los fines de semana largo, a efecto de que las fechas cívicas se conmemoren justo en la fecha, resulta polémica porque lo primero que resentiría ese aspecto sería el consumo en general, pues no habría salidas de minivacaciones o tiempos más largos de relax.

Sin embargo, por otra parte, es muy importante rescatar esos valores que dan identidad a los mexicanos con las fechas importantes, pues hoy entre las nuevas generaciones escolares tiene más relevancia salir de puente que conocer la historia. Ya se verá.

@santillanazo

error: Linea de Contraste