DE FRENTE Por VÍCTOR LORANCA - Linea de Contraste

DE FRENTE Por VÍCTOR LORANCA

México en paro

Previo a compartir estas líneas con usted, quiero agradecer a Miriam Marroquín, directora de Línea de Contraste, por el espacio brindado para compartir mi opinión a través de este importante medio de comunicación, esperando contar con su apreciable lectura cada martes, a través de este portal informativo.

Las constantes noticias sobre agresiones a mujeres, ha desencadenado una ola de protestas e indignación a lo largo del país; no es para menos, se estima que cada día 10 mujeres son asesinadas en México, y mientras esto ocurre, la indiferencia del gobierno se convierte en el principal aliado de los agresores.

Contrario a lo que dice el Presidente, el paro nacional anunciado por distintas organizaciones a nivel nacional, nada tiene que ver con una movilización política para opacar su “buen gobierno”. ¿No le parece extraordinario que el jefe del ejecutivo federal siga viviendo por una dimensión donde sólo sus datos gozan de verdad?

Resulta paradójico que, por una parte, el Presidente de México pregone que la derecha mexicana “está moralmente derrotada” y que por otro acuse a la misma derecha de orquestar el paro nacional de mujeres para el próximo 9 de marzo, ¡nada más falso!.

Si en algo se especializa Andrés Manuel, es en la creación de posverdad, esa verdad construida a partir de mentiras, generalmente impulsada a través de “las benditas redes sociales”. Lo grave es que, mientras el Presidente busca distraer la atención de la opinión pública, más mujeres siguen siendo víctimas de la creciente violencia en su contra.

Nada es más importante para este gobierno, que la rifa de un avión que no se va a rifar, que el pase de charola con disfraz de cooperación voluntaria, que una constitución moral construida desde lo más significativo de la inmoralidad, que el discurso mañanero sobre otros datos, y que el revanchismo político de quien aún no se entera que es ya Presidente de México.

¿Y las acciones? No hay, no existen, sólo hay abrazos para los delincuentes y reclamos para las víctimas ¿cuáles? las que pintan una puerta para que la violencia en su contra sea visibilizada, las que exigen medicinas para combatir una enfermedad que pone en riesgo su vida, las que piden una solución y no un sermón, las que votaron y no votaron por él, por ese mismo personaje que no identifica que gobierna para 120 millones de mexicanos, y no sólo para los 30 que votaron por él.

En resumen, no es la derecha oportunista la que abandera un paro nacional; es el hartazgo, la desesperación y la indignación ante un gobierno que mucho habla y poco actúa.

Agradezco el favor de su lectura, lo invito a seguir el debate en Twitter, en  @victorloranca

error: Linea de Contraste