SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ - Linea de Contraste

SIN LÍNEA Por HORACIO GONZÁLEZ

Mena, otra derrota política

La remoción de la directora administrativa de la Secretaría de Salud (SESA), Guadalupe Zamora Rodríguez, y su colocación en el mismo cargo, pero dentro del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (Cecyte), es el segundo golpe político que recibe en los últimos meses el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

El primero fue cuando, a mediados del año pasado, el mandatario estatal aceptó la salida de Claudia Inés Xochihua Rodríguez como directora de Relaciones Laborales de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), después de una fuerte presión de trabajadores de apoyo de la Delegación D-III-1 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Tal vez moleste la aseveración dentro de la administración menista, pero ambos movimientos son clara muestra de que el gobernador no aguantó las presiones y tuvo temor a las consecuencias de lo que tales movimientos podrían originar.

Para el titular del Ejecutivo no debió ser fácil enfrentar las presiones sindicales en dos sectores con fuerza de movilización, pues la potencialidad de crecer de ambos movimientos estaba latente. Sin embargo, si se tenía ese temor, no se entiende cómo en el primer caso se determinó un desalojo en el que intervinieron elementos policiales, y en el segundo se tomó la decisión de que la impugnada representara en un evento público al mismo gobernador.

En ambos casos, la salida de las funcionarias implicadas representa una clara derrota política para el titular del Ejecutivo, por donde se le quiera ver. Y, además, representa un excesivo desgaste de imagen si se considera que el denominado “hermano incómodo” ha estado involucrado.

Guardada toda proporción, la salida que se dio a estos dos conflictos puede ser premonitorio de lo que vendrá en 2021, de cara a la sucesión gubernamental. Con claridad: si en aras de preservar su tranquilidad personal tiene que claudicar en el intento de que su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), siga siendo huésped, a través de uno de los suyos, de Palacio de Gobierno, lo va hacer. Y pactará con quien tenga que hacerlo, aunque ese pacto no sea explícito, sino más bien todo lo contrario.

Es entonces que se fortalece la hipótesis de que Mena Rodríguez pacte su salida de la gubernatura con una derrota priista. El pacto no sería haciendo trabajo político en contra del partido en el que milita, sino simplemente no movilizando la maquinaria que se requiere y que, por ejemplo, le dio el triunfo para que él llegara a la gubernatura en 2016. Con eso es suficiente.

Claro ejemplo reciente de inmovilización lo tenemos con el ex presidente Enrique Peña Nieto, quien pese a la caída de dos de sus funcionarios más cercanos (Rosario Robles y Emilio Lozoya), no existe investigación alguna sobre él por parte de las autoridades respecto a posibles hechos de corrupción, según lo ha declarado el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

La interpretación de futura inmovilidad político-partidista tiene sentido si se considera que Marco Antonio Mena aceptó, sin ningún dejo de crítica, la política del presidente de la República en materia de salud con la incorporación de Tlaxcala al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Por eso es que militantes priístas de cepa están molestos con el gobernador: hay señales claras de que a Mena Rodríguez, lo que más le interesa, es una salida sin problemas como los tuvo, por ejemplo, Héctor Ortiz Ortiz con Mariano González Zarur. En tal circunstancia, mejor poner las barbas a remojar.

Lineazo: Lo que ya sucede a nivel mundial con la enfermedad del Coronavirus debe encender alertas de precaución para las autoridades en materia de salud en el país, sin que ello signifique, de ninguna manera, hacer entrar en pánico a la población. Son cada vez mayores las voces que advierten que el Covid-19 está más esparcido en territorio nacional que lo que las propias autoridades informan. No es que mientan, es que sencillamente en México no se hacen las pruebas que se están haciendo en otros países para detectarlo.

 

error: Linea de Contraste